Parece que fue ayer cuando estos thrashers helenos publicaban «Eternal Domination», su álbum de debut, y realmente apenas ha pasado un lustro cuando ya tienen en circulación su cuarto trabajo.

Nick Melissourgos (voz y guitarra), Orpheas Tzortzopoulos (batería), Panos Spanos (guitarra) y Angelos Kritsotakis (bajista) se mantienen unidos desde la edición del segundo disco, «Sanctify The Darkness», en 2009, año en el que lograban alzarse con el triunfo en el certamen «Rock The Nations» y estampaban su firma en un contrato con Nuclear Blast. Estos hechos auguraban un futuro de lo más prometedor para esta banda. Pero la coalición con la todopoderosa discográfica alemana se limitó únicamente a la edición de ese único trabajo. Actualmente, NoiseArt Records es el sello que respalda al grupo.

Puntuación: 7,5
Crítica de
Diego González de RafaBasa.com

Este cuarto disco del cuarteto griego demuestra que siguen siendo unos obsesivos seguidores de SLAYER. La oferta musical es muy clara; thrash metal inclemente con piezas como la inicial «Bloodbath», con un final muy a lo SLAYER, o «Moshing Crew», de revelador título, que poco o nada tardan en poner en vereda al oyente con un baño del más rabioso metal. «Chaos (The Curse Is Burning Inside)» es, sin embargo, una apuesta más personal. Su comienzo se presenta acústico para desembocar en un festival de riffs que no les desligan nada del thrash metal clásico, pero con el que logran sonar más frescos. Fue el tema que eligieron como adelanto, pudiendo hacer creer que llevaban su música hacia otras cotas, pero definitivamente no es así para nada si atendemos al análisis del álbum en su cómputo global.

En muchos momentos, el disco comienza a ser de lo más monolítico, y es que este tipo de thrash a piñón fijo que practica SUICIDAL ANGELS tampoco da para mucho, la verdad. «Face Of God» es descaradamente SLAYER en su parte más vertiginosa, incluso la irrupción de los solos llevan impreso el influjo de Jeff Hanneman. «Morbid Intention To Kill» no es nada nuevo; mismas influencias, mismo estilo. Se nota que se tienen el catálogo de Kerry King y compañía bien aprendido. Para muestra, escucha «Summoning Of The Dead» y luego escucha «Hate Worldwide», del último disco de los thrashers californianos, y apreciarás notables similitudes. Y para colmo, su riff también es de lo más parecido al del segundo corte de este disco, «Moshing Crew». En cosas como ésta es donde, a mi juicio, tiran por la borda muchos de los enteros que se granjean con este lanzamiento.

Los griegos cuentan por vez primera con un músico invitado en un álbum; Karl Willetts (BOLT THROWER) participa en «Legacy Of Pain», incorporando voces guturales que aproximan con inmediatez al death metal la música de SUICIDAL ANGELS, al tiempo que la banda levanta el pie del acelerador. Es un tema que pone de relieve que los clásicos SEPULTURA también son un referente en su música. La velocidad vuelve a desbordarse en el brutal «Torment Payback», en consonancia con los inicios de unos KREATOR o unos DARK ANGEL, pero con una mejor instrumentación, y un sonido mucho más cuidado y no tan básico como ese thrash cavernoso de entonces. Este ha sido el tema que más me ha gustado, sin duda. Avanzamos hacia el final con «Skinning The Undead», que se construye con los mismos mimbres, mientras que básicamente parecen desmarcarse de la influencia principal en «Bleeding Cries», pese a que otra vez afloren reminiscencias de «Season In The Abyss» en los pasajes acústicos.

No obstante, «Bloothbath» es un álbum más que aceptable para los seguidores del thrash metal de la vieja escuela. La producción es excelente (de nuevo a cargo de su compatriota R. D. Liapakis), la ejecución de los temas es óptima, y en el ránking de discos de SUICIDAL ANGELS esté debería estar en lo más alto, o cerca. Pero como digo, su innegable parecido con SLAYER puede suponer un lastre. Habrá a quien le agrade y a quien no. Llevan ya cuatro trabajos y no son capaces de particularizar su sonido, lo cual les puede terminar pasando factura. Así es difícil crecer y no estancarse. «Nunca nadie podrá ser tan bueno como SLAYER, nunca nadie podrá tocar como ellos», (Nick Melissourgos dixit). Pues eso.

Tracklist:

  1. Bloodbath
  2. Moshing Crew
  3. Chaos (The Curse Is Burning Inside)
  4. Face Of God
  5. Morbid Intention To Kill
  6. Summoning Of The Dead
  7. Legacy Of Pain
  8. Torment Payback
  9. Skinning The Undead
  10. Bleeding Cries

Crítica de Diego González de RafaBasa.com

Artículos Relacionados