Un año más tenemos el placer de desplazarnos a Fuenlabrada para disfrutar de un concierto de rock duro de primer nivel, cortesía del ayuntamiento de la localidad, quienes siguen apostando por el gènero como el movimiento cultural que es, pese a que haya quien aún no lo quiera ver.

Entrada gratuita para el campo de fútbol La Aldehuela y para todas las edades, con una afluencia masiva por parte no sólo de vecinos o incluso madrileños de todas partes, sino fans de otras provincias que no querían perderse la oportunidad de ver a SANTELMO, AVALANCH, KREATOR y TIERRA SANTA.

Crónica de J. José Jiménez de RafaBasa.com

 

Lamentablemente llegué tarde para ver a los de Jero Ramiro y cuando llegamos justo habían terminado de tocar, una lástima porque tenía ganas de ver a uno de mis guitarristas favoritos en su proyecto actual.

AVALANCH saltaban a escena al poco con un sonido algo embarrullado que se fue arreglando, pero no con la nitidez habitual en sus conciertos. Tienen una fórmula propia para desarrollar los conciertos que la verdad funciona a la perfección, ya que son unos músicos que lo que ejecutan lo hacen, desde hace ya bastantes años, con maestría y soltura. Se notan los kilómetros de carretera a sus espaldas y las muchas horas tocando juntos. Quizás esa noche les faltó algo de contundencia, un repertorio algo más cañero, ya que los temas más rockeros e incluso a medio tiempo fueron la tónica casi general, pero indiscutiblemente gustaron a un público joven del que supongo muchos sería su primera vez viviendo la avalancha asturiana.

Dieron gran importancia a «Muerte y Vida» que a su último «El Ladrón de Sueños», del que sólo cayeron «Mil Motivos» y «El Hombre Solo» que, siendo la primera vez que la oía en directo, reitero lo dicho en una ocasión anterior: es mi tema favorito del grupo. ¡Qué gran pieza, si sólo hubiera sonado algo mejor…!

«Aún Respiro» sigue siendo un gran opener desde la época de «El Hijo Pródigo», como lo demostró una vez más, «Hoy te he Vuelto a Recordar» fue bien recibida y «Delirios de Grandeza» (sin intro esta vez, supongo que por el tiempo limitado) demostró el gran clásico que es desde hace tiempo, consiguiendo que cantara todo el público. «Angel de la Muerte» cayó como el trallazo que es (aunque preferiría que no hubieran quitado «La Prisión de Marfil», y es que echo en falta que intercalen más temas de ese tipo en sus últimos sets) y «Otra Vida» va camino de ser un clásico, por las reacciones que he visto en sus últimos conciertos.

El single «Mil Motivos» fue también bien recibido, pero no tanto como la pegadiza «Alas de Cristal», sencilla pero efectiva e ideal para los directos. Dejando la sencillez de lado «Pies de Barro» no sonó todo lo majestuosa que debiera, no por ellos sino por el sonido general y aunque me parece una pieza excelente, también me encantaría que retomaran algún día, en estas mismas tesituras, «Caminar sobre el Agua».

Para el final dejaron el trío de ases que no les podía fallar: «Xana» (de lujo), «Lucero» (ídem) y el trallazo «Lágrimas Negras» que ya viene cerrando sus conciertos desde hace varios años, habiendose convertido en imprescindible.

Poco a poco la expectación iba aumentando, y es que disfrutar de los alemanes KREATOR, todo un estandarte del thrash metal europeo, al aire libre y de forma gratuita, es un lujo que no todos los días sucede.

Como no podía ser de otra forma, su actuación fue brutal, comandados por un Mille Petrozza serio pero enrollado con el público, con cosas como que en España se sienten como en casa. Anunciaron incluso que ya están trabajando en su próximo disco, el cual verá la luz en 2012, y es que ya hay ganas de nuevo material del creador teutón. Tuvieron el mejor sonido de las tres bandas que pude ver, y arrasaron por completo, dando un concierto corto pero contundente.

Comenzaron repasando su último álbum con «Hordes of Chaos» y «Warcurse» y tras el saludo inicial «España, the KREATOR has returned» los clasicazos «Endless Pain» y «Pleasure to Kill» pusieron las cartas sobre la mesa. Un nuevo repaso a «Hordes of Chaos» con «Destroy what Destroys You» y la compleja «Voices of the Dead» terminaron por abrir la caja de Pandora, gracias a un «Enemy of God» que sonó violento y reivindicativo a partes iguales.

«Phobia» será una de sus piezas más comerciales, pero en directo funciona de perlas, y así lo demostraron una vez más, viendo como el público se volvía loco con ella. El clásico «Extreme Agression» una vez más fue brutal vivirlo en directo (eso sí, esta vez sin la charla de «siento el aire más y más agresivo» típica que solía hacer hace unos años), la pegadiza y guitarrerta «People of the Lie», «Reconquering the Throne» y «Violent Revolution», con el público enteramente metido en sus bolsillos, nos iban acercando al temprano final que llegó con dos indiscutibles clásicos: «Flag of Hate» y «Tormentor».

Sin duda, corto pero intenso, y es que hacía tiempo que no disfrutábamos de KREATOR en Madrid. Bienvenidos sean todas las veces si es tocando así, porque si es cierto que ellos se sienten como en casa aquí, por nosotros que no sea.

Los riojanos TIERRA SANTA serían los elegidos para cerrar la velada. Aunque había gente que comenzaba a abandonar los aledaños de La Aldehuela, cierto es que su poder de convocatoria entre jóvenes y adultos es enorme y muchos seguíamos para disfrutar su descarga.

Y es que con un estilo sencillo pero efectivo han sabido congragar año a año toda una legión de fans incondicionales. Dieron un buen repaso a su discografía y la verdad que en cualquiera de las épocas mostradas esa noche triunfaron, consiguieron hacer cantar al respetable. Se les veía felices de estar allí y consiguieron que sus fans compartieran dicho estado.

De nuevo los duendes del sonido actuaron por su cuenta, y volvieron a sonar embarrullados como sus compañeros asturianos. No fue óbice, no obstante, para disfrutar de himnos tanto de su último «Caminos de Fuego» (abriendo con el tema título) como de anteriores álbumes, como «La Sombra de la Bestia», «Sangre de Reyes», «Apocalipsis», «Indomable» u «Otelo», sumiendo a fans en una tierra de leyendas, desamores, conquistas, fantasía…

«Pegaso», la nueva «La Leyenda del Holandés Herrante», «Alas de Fuego» o el inmortal «Tierras de Leyenda», todo un clásico de su tercer disco que aún pervive en el recuerdo, todas pasadas por el tamiz de unos hórganos hammond que le dan un toque elegante al acabado.

Ángel no perdió motivo para arengar a su público, Arturo no estuvo quieto y Roberto en su pose con la cabeza gacha; pese al parón de descanso que merecidamente se dieron, todo sigue como siempre.

«Libre», «Azote de Dios», «Juana de Arco» (siempre conquistando con su estribillo pegadizo) y por supuesto, «Legendario», recordando al Cid Campeador, que no podía faltar, como «La Canción del Pirata», siempre coreada y grande.

Cierre con broche de oro para una jornada dedicada al rock y al heavy metal con unas fiestas patronales que deberían ser punto de referencia para otros municipios de nuestro país. Sí, que haya disparidad de estilos está bien, pero el rock duro no puede faltar. Las miles de personas que nos congregamos el martes por la noche en Fuenlabrada así lo atestiguamos.

Crónica de J. José Jiménez de RafaBasa.com