Hablar de Theatre of Tragedy es hacerlo de unos precursores, de unos creadores. Si Paradise Lost en “Gothic” ya experimentaron con el dueto vocal gutural / angelical, nuestros protagonistas lo llevaron un paso más allá. Más tarde vendrían Tristania, The Sins of Thy Beloved… Decidieron pasarse también al electrónico junto a otros dos grande de lo oscuro como Paradise Lost y My Dying Bride.

El experimento tuvo un resultado desigual. Luego expulsaron a Liv Kristine y tocaron fondo. Para suplirla echaron mano de Nell (The Crest) para intentar volver a sus raíces. Craso error, tiempos pasados siempre fueron mejores. Su bajada de popularidad les ha hecho bajar el telón y echar el cierre al teatro de la tragedia.

Crítica de Marc Gutierrez de Metal Symphony

 

Justo dieciocho años después decidieron poner punto final a su carrera en el mismo sitio donde dieron su primer concierto, Stavanger. 700ns venido e muchos sitios de Europa para despedirles.ara despedir a los Theatre actuales. Era un concierto anunciado con muchos meses de antelación y no hubo nada especial ¿raro? Mucho. Diré que sé de buena fuente que Tommy Lindal estaba loco por ir a tocar allí esa noche con ellos, que Liv no estaba por la labor aunque hubiera tenido la fecha libre (coincidía que Leaves’ Eyes estaban de gira por Estados Unidos)… el que quiera entender que entienda… Así las cosas, concierto a pelo, sin grandes alardes, y con a formación sobre el escenario dándolo todo y grabación en video para la posteridad.

Musicalmente… no dejo de escuchar el doble cd. Una y otra vez. Busco matices, detalles que me hagan ver con clarividencia el pasado más reciente de la banda. Todo aquello que queda entre bambalinas. Trato de escuchar cómo sonaba la banda en 2011.

Un repertorio equilibrado, con gran presencia de la etapa clásica de la banda con “And when he falleth”, “A rose for the dead”, “A Hamlet for slothful vassal”, Der tanz der schatten” y “Bring forth ye shadows” y “Venus” ¿suficiente? Depende como se mire. No para el fan de toda la vida. Sí para la voz de Nell.

La etapa electrónica tiene una presencia casi testimonial y escuchando el resultado es una pena pues Nell se ofrece a la causa con una gran soltura. Cierto es, y sin ánimo de desmerecer que los tonos de “Fragment”, “Machine” o “Image” no requieren un tratamiento lírico tan intenso.

Y de su última etapa la banda se recrea con grandes temas como “Hide and seek”, “Storm” o “Forever is the world” entre otros muchos.

En términos generales se trata de un doble en vivo muy apetecible, agradable y de escucha ágil, rápida y amena que debe gustar a los fans de todas sus etapas. Volver a escuchar a Raymond ejecutar voces guturales hace esbozar una sonrisa a los fans de antaño. Escuchar a Nell cantar viejas canciones de la banda me da que pensar en las veces que la banda ha estado al borde de la separación en los últimos años y sus causas. Mientras, Liv está saboreando las mieles del éxito pensando que si una puerta se cierra otra se abre. A su vez Nell debe estar pensando que se metió en un jardín del que no era fácil salir airosa y sin embargo lo ha hecho con más dignidad de la que cabría esperar en un principio.

Lo que resulta digno de análisis es el tema de la producción ejecutiva de este trabajo. Anunciaron que iban a grabar un dvd con su último concierto y al cabo del tiempo que no tiene dinero para editarlo y por ello piden a los fans un donativo. Total que el dvd costaba 24.000 euros de los que la discográfica ponía 10.000, la banda otros 10.000 y les faltaban 4.000. Ni cortos ni perezosos deciden pedírselos a los fans y si donabas más de 100 euros ponían tu nombre en la carátula.

Con todo lo que he idolatrado a esta banda esto me parece lo más ruin que se puede hacer ¿pedir dinero a los fans para editar un dvd? ¿Por qué no lo venden por descarga a través de internet? ¿Acaso van a repartir parte de los beneficios de las ventas de este dvd / cd entre la gente que haya invertido? ¿Desde cuándo otros tienen que poner dinero para que tú ganes dinero? Realmente me parece indigno, sin precedentes y de una bajeza descomunal. Hace ocho años que la banda ha dado bandazos como pollo sin cabeza aunque han tenido a su favor el hecho de editar grandes canciones y dos buenos álbumes de estudio desde entonces. Realmente la toma de malas decisiones son el detonante, según mi opinión y conocimientos de la banda, de su separación.

Los años noventa quedan ya lejos el Gothic Metal que ellos crearon casi no existe, el cd está a punto de morir y sus conciertos ya no son un acontecimiento. Las cosas cambian. Nada es eterno. Theatre of Tragedy tampoco.

Es hora de morir. De descansar en paz. De pagar los excesos. De pensar en los errores del pasado. De verlo todo desde la distancia. De empezar una nueva vida. De pensar que un dia fueron la banda más grande de Gothic Metal del mundo.

El futuro de la banda es incierto en algunos frentes. Raymond deja la música definitivamente. Lorentz tiene entre manos algo de electrónica desde Australia, lugar donde reside actualmente. Hein y Frank Claussen seguirán ligado al Metal y en breve anunciarán nueva banda. Nell seguirá en The Crest. Y sobre Vegard no hay noticias por el momento.

Temas:

01. Hide And Seek
02. Bring Forth Ye Shadow
03. Lorelei
04. Frozen
05. Ashes And Dreams
06. A Rose For The Dead
07. Fragment
08. And When He Falleth
09. Venus
10. Hollow
11. Storm
12. Image
13. Cassandra
14. A Hamlet For A Slothful Vassal
15. Fade
16. Machine
17. Der Tanz Der Schatten
18. Forever Is The World

Crítica de Marc Gutierrez de Metal Symphony

Artículos Relacionados