¿Qué ocurre para que en este país bandas como UZZHUAIA no cuenten con un apoyo realmente masivo? Me lo llevo preguntando desde que descubrí a este grupo con su álbum homónimo y me convencieron del todo con aquel discazo que se marcaron en “Destino Perdición” (menudo trallazo de álbum, sobresaliente cuando poco).

Puntuación: 8,25
Crítica de Daniel Velasco Alonso de MetalCry.com

 

 

Está más que claro que el negocio musical gira actualmente por otros derroteros y que la repercusión mediática de una banda se diluye como la lluvia que cae en un mar inmenso y saturado. Pero aún así, cuando un grupo hace las cosas tan bien, merece una mínima atención por nuestra parte, merece que nos paremos a pensar en lo que nos quieren contar y transmitir, en aquello en lo que han trabajado para llegar a nuestros oídos y, quien sabe, quizás más adentro.

No me cabe la menor duda de que con UZZHUAIA nos encontramos ante una de esas bandas que se merecen que nos paremos un rato, nos olvidemos del frenesí diario, de las mil novedades con que nos bombardean día a día, y les dediquemos unas cuantas tardes, y más ahora que los valencianos llegan con un nuevo álbum bajo el brazo, el quinto en su haber, y con muchas ganas de subir otro peldaño, de afianzarse como la superbanda de hard rock y rock clásico que son. “13 veces por minuto” es su nuevo trabajo (también el pedazo de tema que abre el plástico), un disco que una vez te lo pones y comienzas a escucharlo sabes al instante que tiene hambre de altos vuelos, tiene deseos de clavarse en tu cerebro y de demostrarnos que saben lo que se hacen al milímetro. Un compendio de 10 temas que no pretenden inventar nada nuevo, sino extender las alargadas alas del rock y atraparnos en su peligroso cobijo, ese que nos deja a medio camino entre el hard rock y el rock más clásico mientras hacemos malabares para jugar con llegar al mayor número de gente, buscando la accesibilidad de una mayoría de público con avidez de temas potentes, llenos de contenido y letras realmente bien trabajadas, cercanas y al tiempo con destellos de rock star.

Puro rock, una base guitarrera potente de de alto octanaje es la que nos encontramos al inicio de “13 veces por minuto” para un tema de estribillo desafiante y descarado, complemento perfecto para después encontrarnos con el rockero “La mala suerte”, de aspecto más rítmico y básico, a la vez que ácido, todo lo contrario a lo que ocurre con una más complaciente y acústica, quizás demasiado en este caso, “Magnífico fracasado”. Por detrás de ella “No quiero verte caer” es uno de los mejores temas del álbum, frenético, imparable, de la misma forma que despachan a gusto con un tremendo riff (un solo ejemplo de la enormidad de la producción con la que cuenta este álbum) en “Antes del Amanecer”, una auténtica pasada llena de intensidad y sentimiento, con la virtud de ser de esos temas que parecen que salen de dentro de ti mismo y no de los auriculares.

Y lo mejor de todo es que, con esa base tan esencial y tan simple de la que hacen gala UZZHUAIA son capaces de mostrarnos un sinfín de facetas de si mismos. Agradables y amables en el medio tiempo “Ante la tempestad” (todo un candidato a single de cara a los mass media, sin por ello perder clase), oscuros e interesantes en “Ángeles Malditos”, un corte que nos lleva a los bajos fondos de un rock más negro, algo más cachondos y divertidos en “Durango”, o totalmente fiesteros y desenfrenados en el rock and roll “O.C.K.”, sin hablar de la intimidad country con la que se despiden de nosotros en “Desierto”….

Es decir, que con “13 veces por minuto” UZZHUAIA demuestran claramente dos cosas. Que están aquí para mantenerse en su sitio, logrado a base de unos trabajos potentísimos y muy personales, y que dominan como nadie el complicado arte de hacer hard rock de forma accesible y con amplias miras sin perder la esencia ni la honestidad con sus raíces. Lo llevan haciendo ya 5 discos, y aunque a nivel personal considero que este no es un trabajo que pueda poner por encima de “Destino Perdición” ni de “Uzzhuaia”, si que se trata de una potente continuación.

TRACKLIST:

01- 13 Veces por minuto
02- La mala suerte
03- Magnífico fracasado
04- No quiero verte caer
05- Ante la tempestad
06- Ángeles Malditos
07- O.C.K.
08- Antes del amanecer
09- Durango
10- Desierto

Crítica de Daniel Velasco Alonso de MetalCry.com

Artículos Relacionados