Axl Rose y sus Guns And Roses han vuelto a España para presentar de nuevo su Chinese Democracy… el disco que parecía que nunca llegaría a publicarse, el disco de la discordia, el disco sin ningún miembro de la formación original salvo Axl y en mi opinión un disco que no desmerece a ningún otro de Guns and Roses.

Crónica de Guillermo Diéguez de Metal Symphony

 

 

Y cuando hablamos de Axl y Guns and Roses hablamos de quizás la última gran banda y el último Front Men de una estirpe de la que ya no queda. Revienta estadios, excesiva, polémica y capaz de aglutinar todos los clichés del Hard Rock tanto para bien cómo para mal.

En esta ocasión el recinto elegido en Madrid fue el Palacio Multiusos de Vistalegre, que ofrecía una cola kilometríca que daba la vuelta a varias manzanas… en la que solo faltaba Noé visto el diluvio que tuvimos que soportar, amén del retraso de una hora de la apertura de las puertas del Palacio, con lo que la psicosis generalizada sobre cuanto nos haría esperar Axl no hizo más que aumentar entre la gente, algo que por otra parte teníamos más que asumido.

Con Vistalegre prácticamente lleno hizo acto de presencia Sebastian Bach y su banda, una banda competente musicalmente hablando, pero muy escasa de carisma escénico. Con un bajista de apariencia muy aniñada que resultaba algo cómico al lado de Sebastian, ya que parecía su sobrinillo y en la que únicamente destaca el gran Bobby Jarzombek a la batería, aunque si de carisma escénico se trata Sebastian tiene para dar y tomar.

Inició su concierto con «Slaves To The Grind» y quedó claro desde el principio que él solito se basta para llenar el escenario, moviéndose de lado a lado como un torbellino, con la misma apariencia que en los 80, con todas sus poses, derrochando energía y animando al público sin parar, aunque vocalmente ha perdido bastante capacidad.

Intercaló algunos temas propios cómo (Love Is) A Bitchslap en medio de un repertorio basado principalmente en temas de Skid Row, que es lo que la gente en realidad espera de él, porque no nos engañemos, sus discos en solitario no son gran cosa.

Sonaron «Back In The Saddle», «Big Guns» aunque el momento álgido de su actuación fue «Eighteen And Life» con todo Vistalegre coreando con Sebastian ese pedazo de canción entre un mar de luces de móviles ( versión 2.0 del mechero) y «Piece Of Me» en la que nadie pudo evitar hacer headbanging furioso mientras Sebastian volteaba su micro con el cable en una imagen puramente Hair Metal.

Buen concierto de alguien que es historia viva de una época legendaria, que predispuso y calentó a la gente para lo que vendría después…aunque más de uno esperaba congelarse en la espera.

Con un enjambre de roadies desmontando el equipo de los teloneros y preparando el de las estrellas de la noche, la gente cruzaba apuestas sobre cuanto nos haría esperar el amigo Axl. No se si fue porque la espera estuvo amenizada con Tool, pero personalmente no me pareció que tardaran mucho en apagarse las luces de Vistalegre para que comenzara el espectáculo de la que fuera “La Banda Más Peligrosa Del Mundo”.

Con toda la gente enloquecida mientras sonaba la intro de apertura de «Chinese Democracy» apareció la silueta de Richard Fortus en la cúspide del escenario para tocar las primeras notas de dicho tema, acompasado por unas explosiones a los laterales… con Axl saliendo en la oscuridad con paso tranquilo mirando a su público. Explosión de luz en el escenario, explosión del público y toda la banda al completo atacando uno de los mejores temas de su último disco.

Como no, todas las miradas fijas en la persona de Axl, con muy buen aspecto físico, aunque algo se hizo en la cara que le da un puntito Mickey Rourke (o un puntito Bótox, como prefiráis llamarlo), con su voz intacta, con todo el glamour y sus movimientos de siempre, y lo primero que te viene a la cabeza es ¿Son estos Guns n Roses? Volverá alguna vez la formación original a reunirse en un escenario? No parece que sea cuestión de cuantos ceros les pongan en un cheque. A Axl se le ve muy a gusto en esta situación y no creo que vaya a cambiar en un futuro, al menos no muy cercano.

Tras ese inicio matador fueron a deguello con «Welcome To The Jungle» y Vistalegre se convirtió en lo más parecido a una olla a presión. Toda la pista y el graderío saltando y cantando ese himno con Axl al límite que propone ese tema y para rematar el comienzo «It´s So Easy» y «Mr.Brownstone». Si alguien es incapaz de moverse con semejante inicio no tiene sangre en las venas. Con «Sorry» llegó el que fue para mí el punto álgido del concierto. Sonó inmensa,  acompañada por un juego de luces apabullante, de las pocas veces que lo fue por cierto y con Axl trasmitiendo intensidad en medio de los fantásticos ambientes de esa canción.

«Shackler´s Revenge» dio paso a un insulso solo de Richard Fortus, al enésimo cambio de vestuario de Axl y a uno de los momentos más esperados de la noche, «Live And Let Die», que se ha convertido prácticamente en un tema propio de Guns en el inconsciente colectivo, secundado por unas explosiones que casi tiran abajo Vistalegre. Momento para el baladón de «This I Love» de Chinese Democracy  y nueva demostración del buen estado vocal de Axl, cambio de chaqueta y «Rocket Queen» antes del solo de piano, de cola para la ocasión, de Dizzy Reed.

«Street Of Dreams» que cómo todas las canciones de Chinese no desentonó en el repertorio dio paso a uno de los momentos más espectaculares del concierto con «You Could Be Mine», adornada con llamaradas y pirotecnia con todo el grupo revoloteando por el escenario, con Axl agarrado al pié de micro, semi agachado en una imagen que es un icono ya en el mundo del Rock.

Otro solo sin consistencia a cargo de Dj Ashba sirvió para dar paso a «Sweet Child Of Mine» coreada cómo no podía ser de otra manera por todo el público. Axl también tuvo su solo de piano ,en el que intercaló una sorprendente versión de «Another Brick On The Wall» de Pink Floyd… y que sirvió de entrada para «November Rain» entre otro mar de móviles y que terminó con Axl aporreando el piano al final de la canción, al más puro estilo Jerry Lee Lewis.

Solo de Ron Thal esta vez sí, con más miga, jugando con la melodía de Pink Panther. No entiendo cómo es Fortus quien se hace cargo de la mayoría de los solos de las canciones desaprovechando el talento de este tío, este hombre toca de morirse y tiene más presencia que Fortus o Ashba. Y recta final del concierto con «Better», otra buenísima canción de Chinese y definitivamente de  su discografía, con ese aplastante estribillo, esos aires pseudo NIN y la voz de Axl en esta canción en particular muy distinta de lo habitual en él,  «Kocking on Heaven´s Door» (mar de móviles) y una frenética «Nightrain».

La hora de los bises, con «Don´t Cry» que entrelazó por medio de una jam con «Madagascar» que derivó en una furibunda versión de «Whole Lotta Rosie» plena de fuerza y garra con Axl desatado por el escenario. Y para el final, «Paradise City» en una apoteosis total tanto del grupo cómo de la gente, coreando ese inmortal estribillo, en el que Axl se despidió del escenario al más puro estilo Axl, dándole una patada al pié de micro mientras se iba del escenario con cara de niño travieso.

Un buen concierto del que personalmente esperaba menos, con un montaje en apariencia espectacular, pero bastante discreto en general, solo algún momento aislado en el que las llamaradas y la pirotecnia hizo aparición. Un concierto en el que Axl demostró que sigue siendo el gran Front Men que era, excentricidades aparte y a pesar del bótox, y que quizás le falte algo más de carisma a alguno de los miembros de su actual grupo de mercenarios. Destacaríamos a Stinson y Ron Thal que demuestran tener algo de personalidad, algo que les sobraba a Robin Finck o Buckethead, ya que Ashba y Fortus a veces parecen una mala fotocopia de Slash, nada que reprocharles cómo músicos… son efectivos al cien por cien pero como decía antes, teniendo el talento de Ron Thal a su disposición no entiendo cómo no lo aprovecha.

Set List de Guns n Roses – 9 de Octubre’10 – Palacio de Vistalegre@ Madrid:

Chinese Democracy
Welcome To The Jungle 
It’s So Easy
Mr. Brownstone
Sorry
Shackler’s Revenge
Richard Fortus Guitar Solo
Live And Let Die
This I Love
Rocket Queen 
Dizzy Reed Piano Solo
Street Of Dreams
You Could Be Mine
DJ Ashba Guitar Solo
Sweet Child O’ Mine
Axl Rose Piano Solo
Life Tonight
November Rain 
Bumblefoot Solo
Better 
Knockin’ On Heaven’s Door
Nightrain
————
Don’t Cry
Instrumental Jam
Madagascar
Whole Lotta Rosie
Instrumental Jam
Paradise City

Crónica de Guillermo Diéguez de Metal Symphony

A continuación algunos videos del concierto: