En declaraciones a JOEL McIVER, biógrafo de BLACK SABBATH, OZZY OSBOURNE habla sobre los incidentes con BRUCE DICKINSON, vocalista de IRON MAIDEN, en la edición de 2005 del OZZFEST.

OZZY dice lo siguiente: «¿Sabes una cosa? Cada noche en el escenario me tachaba de escoria, y eso no es cortés. Si no le gustaba el jodido tour que lo hubiera dejado, pero salir a escena y tratarme como mierda sin razón… Nunca he dicho nada malo sobre él. STEVE HARRIS vino en el último concierto y se disculpó por él, pero yo ni sabía de qué me estaba hablando«.

 

El británico profundiza sobre el tema: «SHARON se cansó… no tenía nada que ver conmigo. SHARON se hartó. Voy a muerte con mi mujer, pero no sabía qué estaba pasando. ¿Sabes qué?, MAIDEN se llevaba una jodida cifra del OZZFEST. Si tienes algo que decirme debes ser un hombre. Ven a mi cara y dime que soy un capullo. No seas un idiota patéticamente infantil«.

Pese al tiempo transcurrido, OZZY no parece haber olvidado los incidentes: «Desafortunadamente el resto de su banda lo tuvo que sufrir. Supongo que estarían cansados de él. Pero lo que es erróneo que nunca, nunca, nunca he hablado con ese tipo. Bueno, no voy a mentirte, una noche me lo crucé y como no sabía nada de lo que estaba pasando les deseé un buen concierto. Si no te gusto dime que soy un chumino de mierda, pero no me jodas en el escenario, no es cortés. El tipo jodiéndome cuando le pagaba cada noche«.

OZZY no da por cerrado el asunto todavía: «Hasta el día de hoy no comprendo de qué va la movida. No lo sé. Ir al OZZFEST y joder a la gente, es una locura. Creo de verdad que necesita un psiquiatra si hace estas cosas, es un jodido capullo. Es algo tan irresponsable. SHARON sigue cabreada con este marica, ¿sabes?«.

Sobre estas líneas podéis ver el cartel del OZZFEST 2005 en el que IRON MAIDEN abrieron para BLACK SABBATH.