Al margen de las extravagancias que siempre van unidas a su imagen, y que no se hasta qué punto ayudan o perjudican a la actual trayectoria del músico de Michigan, JOHN 5 es sin duda una de las guitarras más destacadas del nuevo milenio y uno de los compositores que mejor ha sabido llevar las seis cuerdas a un nivel superior tanto a nivel técnico como a nivel compositivo…

Puntuación: 8,5/10
Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

uno de esos visionarios de los que ya quedan pocos y que de alguna manera se han atrevido a reinventar su instrumento, algo que cada vez se estila menos. Para todos aquellos que no hayan seguido demasiado su trayectoria, comentar que suele ser conocido por haber sido miembro en su día de MARILYN MANSON, aunque su talento no ha pasado desapercibido para músicos de la relevancia de David Lee Roth, Paul Stanley, Rob Halford, los SCORPIONS, MEAT LOAF o STATIC-X, bandas y proyectos en solitario para los que ha compuesto e interpretado temas dentro de muy diversos estilos, demostrando que estamos ante un músico todo-terreno que no sólo se siente cómodo dentro de cualquier género sino que es capaz de componer auténticas obras de arte de lo que se le eche, algo ya mucho más difícil y que le ha granjeado un reconocimiento inmenso ya no sólo en ROB ZOMBIE, en cuyas filas actualmente milita, sino en su jugosísima trayectoria en solitario como JOHN 5, donde acostumbra a desatar su torrente imaginativo y donde se ha mostrado más que fructífero con nada menos que seis lanzamientos (cinco LP’s) entre 2004 y 2010, que ahí es nada…

Yo no soy guitarrista, ni siquiera músico, y aun así he disfrutado como un enano de este quinto trabajo que lleva por título «The Art Of Malice», y que dicho sea de paso no me esperaba en absoluto, lo que ya dice mucho de la accesibilidad e inmensa musicalidad de que John ha dotado a este disco, ese gran acierto que ha sido hacer un trabajo no sólo para «entendidos», que también, sino para todo amante de la música en su máxima expresión, unas composiciones tan complejas técnicamente hablando como fáciles de escuchar para profanos, lo que hace que el disco se apto para todos los públicos, como quien dice, algo que tampoco es muy común sobre todo en discos instrumentales, y que siempre se agradece. La formación por cierto no tiene tampoco desperdicio, e incluye a John en todas las guitarras y el bajo, a Billy Sheehan al bajo en «Ya Dig?», a Greg Hanna en los bajos adicionales, Tommy Clufetos a la percusión y batería y a Chris Baseford en los teclados, quien se ha encargado también de producir el disco junto al propio JOHN 5.

Musicalmente hablando, «The Art Of Malice» es el carnet de identidad por antonomasia de JOHN 5 y una grandísima muestra del hacer del guitarrista americano, que para la ocasión ha vuelto a dinamitar sus propios límites a las seis cuerdas con un disco en el que ha demostrado que se puede hacer un trabajo instrumental de duración mesurada, bastante menor a la hora, y que te deje totalmente satisfecho con su desarrollo a lo montaña rusa, inesperado, vibrante, dinámico, brillante, en el que no hay ni un sólo segundo para el relleno y en el que como comentaba la accesibilidad no está en absolutamente reñida con la desbordante e hipnótica técnica de la que JOHN 5 hace gala, un trabajo muy centrado en la armonía y en la melodía que como no podía ser de otro modo está plagado de recursos y arreglos que tampoco hacen que el disco suene progresivo ni nada por el estilo, sino bastante natural, naturalmente imaginativo.

Definirlo más allá de la palabra «instrumental» resulta bastante complicado, aunque sí que creo que podría generalizarse diciendo que «The Art Of Malice» tiene un regusto a country/ rock sureño más marcado que en el resto de sus discos y que predomina al menos en el apartado melódico del disco, que tampoco se queda ahí, sino que tiene también mucho de rock clásico sin más, y hasta dejes de funk o jazz, todo muy bien «pasadito» y de manera muy accesible gracias a unas melodías muy trabajadas esta vez, que son muy culpables del éxito compositivo que desde luego supone este disco, novedoso y pionero como pocos. La variedad se deja sentir también dentro de los propios temas, de los que diría que comparten mucho entre sí, como si de un disco conceptual se tratase, pero a la vez difieren bastante. Hay de todo, temas buenísimos y muy desenfadados como el inicio con «The Nightmare Unravels» o «Steel Guitar Rag», que nos transporta a un «tascucio» tejano en mitad de la nada con esos punteos vertiginosos, pero también cortes diferentes como «Can I Live Again», que es una balada preciosa de rollo instrumental/ country (sí, es posible), y todos los tempos imaginables entre medias.

Un trabajo tan brillante como su creador, que vuelve a colocar a JOHN 5 como uno de los talentos creativos de nuestros días y todo un referente para todo aquel que quiera ver la guitarra de un modo diferente.

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Lista de temas:

  1. The Nightmare Unravels
  2. The Art Of Malice
  3. All Will Or Spite
  4. J.W.
  5. Ya Dig?
  6. Can I Live Again
  7. Portrayed As Unremorseful
  8. Steel Guitar Rag
  9. Wayne County Killer
  10. Fractured Mirror
  11. The S-Lot
  12. The Last Page Turned

 

Artículos Relacionados