Casi dos años después de la vorágine que para Marc Rizzo y Max Cavalera supuso 2008, con la formación y disco de CAVALERA CONSPIRACY y la edición también del sexto trabajo de SOULFLY, estos últimos vuelven a la palestra tras un merecido descanso que tampoco nos ha hecho esperar demasiado para volver a tener entre las manos nuevo material…

 

Puntuación: 7,9/10
Crítica de Jorge del Amo Mazarío de RafaBasa.com

 

…un espacio de tiempo en el que por cierto no han dejado de hacer alguna que otra gira y festivales y en el que como curiosidad, Marc Rizzo ha aprovechado también para editar su tercer disco de estudio en solitario, en este 2010, titulado “Legionnaire”. Esto es “Omen”, es el séptimo disco ya de SOULFLY, y tras su esencia y regusto de siempre esconde mucha novedad como el trabajo más arriesgado de la banda hasta la fecha que es… En cuanto a formación sin embargo, SOULFLY siguen siendo Max Cavalera, Marc Rizzo, Bobby Burns y Joe Nuñez, y veo al grupo más en forma y ambicioso que nunca, como bien demuestran en un “Omen” que va a sorprender a mucha gente y en el que encontramos una apertura de miras que ya intuíamos en “Conquer” pero llevada al extremo, un grupo muy cambiante que sobre todo destila agresividad y crudeza en unas canciones que cubren un espectro realmente amplio, en un disco en el que desde luego que todavía se les sigue reconociendo, pero que innegablemente es el más alejado de sus inicios con aquel homónimo en 1998.

Sólo hay que darle al play para darse uno cuenta de que los SOULFLY han decidido americanizar su sonido todavía un poco más, llevando su música varios pasos más cercana al hardcore, un estilo que no en vano siempre fue muy del gusto de Max. “Bloodbath And Beyond” te levanta de una patada del asiento, y pronto te das cuenta de que esto no lo habías escuchado antes, no en este grupo, al menos. El tema despide rapidez, contundencia y suciedad, siendo algo así como una mezcla entre D.R.I y SICK OF IT ALL con una producción algo más metalera, donde además Marc Rizzo se permite el lujo de darle su toque personal en unas guitarras que lo hacen muy diferente. “Rise Of The Fallen” es la segunda en caer, y el grupo vuelve a sorprendernos, en un tema donde colabora a las voces Greg Puciato de THE DILLINGER ESCAPE PLAN. Aquí suenan mucho más pesados, pero sigue siendo un tema en el que desde su inicio no se reconoce a los SOULFLY de siempre, y donde incluso nos van a sorpender con algún que otro destello electrónico. De hecho, al principio el tema no me convenció lo más mínimo porque quizás les había quedado demasiado moderno, pero finalmente ha terminado siendo uno de los temas que más me han gustado del disco, especialmente porque es muy diferente al resto. Sigue habiendo esporádicos retazos de lo que solían ser SOULFLY, algún que otro djembé, pero especialmente las guitarras lo envuelven todo de una forma que nunca antes les había escuchado.

A partir de ahí esta pequeña revolución para un poco y el disco se torna más reconocible, aunque comentar que en los temas en que el disco suena a SOULFLY, vamos a encontrarnos a un grupo más agresivo que nunca, como bien demuestra por ejemplo “Great Depression”, otro tema que no llega a los tres minutos y que suena crudo, acelerado y visceral, aunque por supuesto no va a faltar nunca, como avanzaba antes, el toque personal de Marc Rizzo, quien siempre se encarga de darle ese toque variado a los temas y quien es culpable en parte de que no estemos ante un disco monótono. Buena prueba de ello es por ejemplo “Lethal Injection”, donde el grupo se vuelve a encarnar en perro verde en un tema groovie y pseudo – industral gracias a la colaboración de Tommy Victor de los PRONG, un tema pesado con efectos de micro a dos voces y donde destacaría por encima de todo unas guitarras muy estridentes de un Marc Rizzo que en este disco casi ha encontrado un reto mayor que en su carrera en solitario. No os perdáis el sólo y la parte final, porque no tienen desperdicio. El disco sigue luego fluctuando hasta el final entre temas un poco más variados, aunque ya no tanto, y temas más básicos y reconocibles, como “Jeffrey Dahmer”, “Off With Their Heads” (un tema bastante machacón en sus líneas vocales, muy en la línea primeros SOULFY) o “Vulture Culture”, el tema que a mí más me ha gustado de todo el disco, un tema de thrash embrutecido puro y duro que, volviendo un poco atrás, no pega ni con cola con cortes como los dos primeros, lo que nos da una idea de lo variado que es este “Omen”, algo que para mí personalmente siempre jugará a favor del grupo. Como siempre, esa violencia se ve interrumpida cuando a Rizzo le da por sacar su elegancia, sobre todo en el final, con un regusto muy flamenco.

Para terminar, Marc Rizzo se encarga de redondear el disco con “Soulfly VII”, un clásico ya en los trabajos del grupo, otra joya instrumental etérea, cristalina y plagada de buen gusto, una vía de escape para el guitarrista y el oyente, al que se le termina quedando un buen gusto diferente al de otras veces, lo que tiene que significar a la fuerza que este “Omen” es un disco que, innovando, consigue el objetivo de aunar la fuerza y agresividad inherentes al groove/ death étnico de siempre del grupo con muchas pinceladas de novedad esta vez, todo un reto, qué duda cabe…

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Lista de temas:

  1. Bloodbath & Beyond
  2. Rise of the Fallen (con Greg Puciato de THE DILLINGER ESCAPE PLAN)
  3. Great Depression
  4. Lethal Injection” (con Tommy Victor de PRONG)
  5. Kingdom
  6. Jeffrey Dahmer
  7. Off With Their Heads
  8. Vulture Culture
  9. Mega-Doom
  10. Counter Sabotage
  11. Soulfly VII

Artículos Relacionados