Dimmu Borgir - Eonian
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Ocho años han tardado Dimmu Borgir en pulir y sacar a la luz “Eonian”, disco complejo, trabajado y arriesgado para algunos, pero hecho con mimo, y que da como resultado un álbum muy completo y que define el estado actual de la banda. Atrás han dejado la falta de ideas y progresión, para adentrarse de lleno en el sonido que llevan buscando desde “In Sorte Diaboli”.

Sólo ocho discos en su haber demuestran que Shagrath y los suyos se toman muy en serio el llevar al mercado un nuevo disco, cuidando su creación y composición sin las prisas habituales de los últimos tiempos. Ya ocurrió con “Death Cult Armagedon”, que ni convenció ni gustó a la crítica, a pesar que muchos fans lo defienden a capa y espada.

Con esa premisa, escuchar este disco debe de hacerse con la mente abierta a esta nueva etapa iniciada por la banda hace ya más de diez años. Los noruegos quieren seguir explorando un estilo más orquestal y que se aleja por momentos del purismo del Black Metal nórdico. En esta ocasión, a diferencia de su último trabajo, “Abrahadabra”, los coros de Galder y Silenoz son más protagonistas, algo que se ve desde “The Unveiling”, repleto de samples y quizás demasiado cargado, pero que a la larga termina siendo el mejor tema del álbum, el que más suena a lo que se espera de la formación.

Esta sobre carga de sonidos orquestales es lo que hace que este disco, tras varias escuchas, sea mejor de lo que parece en un primer momento, siendo mucho mejor que el anterior y totalmente diferente al sonido más oscuro e inquietante que practicaban en los 90.

A lo largo del ‘Eonian’, Dimmu Borgir exploran sin tapujos desde el black metal más puro a sonidos que se acercan a la electrónica, y no queda mal, a pesar de pillarte por sorpresa al principio. Para muchos, la banda se ha alejado de sus orígenes, algo que no es malo, pues como resultado de esa exploración a nuevos sonidos, tenemos como resultado “Lightbringer”, “Council of Wolves And Snakes” o “Interdimensional Summit”.

Especial mención a “Lightbringer”, un tema compacto, interesante y sobre todo, con la fuerza necesaria para darle a este disco una oportunidad. No son Dimmu Borgir en su máxima pureza, pero sin duda estamos ante un álbum de bella factura, con la crudeza que les caracteriza, pero con arreglos que hacen que canciones como esta sean una referencia para el black metal más moderno.

Por su parte, “Council of Wolves and Snakes”, explora un rollo más folk metal, que no chirría para nada y resulta incluso curioso, eso sí, muy alejado del sonido característico de la formación. Tanto ha significado este tema para el grupo que fue de los primeros temas desvelados, con videoclip incluido.

En el caso de “Interdimensional Summit”, la sensación es muy diferente: estamos ante el sonido más noventero del grupo, y ese toque nostálgico es que equilibra el álbum, que escuchado en su conjunto resulta menos plano que anteriores trabajos, ofreciendo más variedad en las composiciones y sin estancarse en el estilo que les ha llevado al altar oscuro en el que se encuentran.

Estos temas destacan sobre el resto del álbum, que por momentos resulta demasiado explicativo, de difícil escucha pero que merece el tiempo invertido. Con canciones como “Archaic Correspondence”, por desgracia, le dan la razón a los más críticos, pues se aleja demasiado del metal extremo y eso desluce el disco en su totalidad. Lo que salva estas canciones es el concepto final del álbum, del que se han cansado de hablar, donde el tiempo es el protagonista, siendo las referencias en las canciones de todo el álbum.

Tema a tema por separado, quizás resulte un batiburrillo de estilos, con canciones muy Dimmu Borgir y otras que no tienen ni pies ni cabeza si piensas en el estilo musical de los nórdicos. Pero escucharlo en su totalidad, entendiendo el mensaje global que buscan transmitir, es sin duda alguna una gran obra. A la larga, el disco pasará a ser una de las mejores obras de Dimmu Borgir, pero para eso, debe pasar el tiempo necesario para que se entienda, se procese y se valore en su merecida medida.

Tracklist:

  1. The Unveilling
  2. Interdivisional Summit
  3. Aetheric
  4. Council of Wolves and Snakes
  5. The Empyrean Phoenix
  6. Lightbringer
  7. I am Sovereign
  8. Archaic Correspondence
  9. Alpha Aeon Omega
  10. Rite of Passage

Crítica de Yalinku Melero de The Metal Circus