Ni mas ni menos que un viernes 13 teníamos cita en la capital con la mítica banda noruega MAYHEM, baluartes y pioneros del black metal desde finales de los 80 cuando todo este movimiento comenzó por los países nórdicos. Poco hay que contar que no sepamos de la sórdida historia de esta banda, suicidios, asesinatos y adicción a la drogas entre otras cosas les hicieron cambiar constantemente de formación pasando por sus filas innumerables nombres destacados de la escena black pero, a pesar de ello, mas de 30 años después vienen presentando su ópera prima De Mysteriis Dom Sathanas, uno de los discos fetiche del género.

Sin duda había muchas ganas de escuchar completo, en directo y en su orden original los temas que integran De Mysteriis Dom Sathanas y prueba de ello era el reguero de blackers que hacían cola a la puertas de la sala esperando a que se abriera, lo que hizo que los teloneros disfrutaran de bastante público. Finalmente la sala rozó el sold out, si es que no lo consiguió, cuando les tocó el turno a los noruegos.

Los encargados de abrir la noche eran los portugueses THE OMNIUS CIRCLE, joven formación que con su disco de debut Appalling Ascension se han convertido una de las sorpresas del género. La banda contó con muy poco espacio en el escenario ocupado por las parafernalias de los que vendrían detrás. Salieron a escena prácticamente formando fila de a uno en primera línea del escenario con sus rostros tapados capuchas y mantos negros mientras su vocalista teatralizaba los temas en actitud casi de misa. El grupo fue desgranando los temas de su disco de debut con buen sonido e interpretación cuajando un buen show y dejándonos con ganas de más, mas de uno tomamos nota de este grupo y les seguiremos las pista.

Tras la actuación de los portugueses comenzó a prepararse el escenario para la siguiente banda, los británicos DRAGGED INTO SUNLIGHT, que montaron en escena cráneos de ciervos en los laterales y una estructura central formada por huesos y cuernos que a modo de candelabro sostenían varias velas, sin duda impactante la puesta en escena. Con las velas encendidas y algo de incienso salieron a escena tocando de espaldas al público como al parecer es habitual en ellos, girándose solo uno de los guitarras de vez en cuando para hacer los coros y el vocalista en los últimos temas. No sé muy bien qué decir de ellos o si me gustaron o no, la verdad es que se veía potencial en los temas y me querían gustar a ratos pero la pobre calidad de sonido, la poca visibilidad por el humo y la iluminación y la curiosa puesta en escena dando la espalda me hizo aburrirme un poco de ellos y creo que eso pasó a mas de uno de los que estábamos allí.

De nuevo cambio de escenario y les llegaba el turno a los cabezas de cartel de la noche MAYHEM. Los noruegos salieron con la sala abarrotada a pesar del puente, pocas veces he visto tan llena la Penélope, ahora Sala Mon tras las reformas del local, reformas en las que por fin han quitado las dichosas columnas que entorpecían y mucho tanto la visibilidad como el sonido.

Con iluminación azul escasa y telones en los laterales se presentaron sobre el escenario para comenzar el show como no podía ser de otra forma con el primero de los temas del disco, Funeral Fog. Encapuchados con sus túnicas comenzaban a desgranar De Mysteriis Dom Sathanas en un ambiente siniestro y con sonido aceptable. Luces indirectas rojas, blancas y azules fueron constantes durante todo el show así como la interpretación teatral de cada uno de los temas por parte de Attila que lucía un maquillaje de cara desfigurada y una gran cruz invertida colgada al cuello. El resto de integrantes también lucían corpse paints mas típicos en blanco y negro excepto Necrobutcher que salió a cara lavada.

El público lo estaba gozando mientras sonaban grandes clásicos como Cursed In Eternity o Pagan Fears prácticamente del tirón. El primer parón en el concierto se hizo antes de la interpretación de Life Eternal para la cual sacaron un pequeño altar con velas y calavera que llegó para quedarse durante el resto del concierto y con los que Attila jugaba mientras interpretaba los temas. El grupo se reunió junto al altar en una especie de conjura justo antes de comenzar la interpretación de Buried By Time And Dust donde tanto Attila como Necrobutcher se despojaron de sus capuchas para mostrarnos sus rostros enrabietados durante la interpretación de De Mysteriis Dom Sathanas que puso punto final al concierto. Breves gestos de despedida de Attila y se acabó el show tras unos escasos 55 minutos lo que dejó a todos con ganas de mucho mas y es que de haberlo alargado aunque fuera 15 minutos mas el sabor de boca que se nos quedó sería distinto.

Gran noche de black en definitiva aunque con el mal sabor de boca de que no fue una noche memorable como quizás hubiera sido con un concierto mas amplio por parte de los noruegos.

Setlist de MAYHEM:

  1. Funeral Fog
  2. Freezing Moon
  3. Cursed In Eternity
  4. Pagan Fears
  5. Life Eternal
  6. From The Dark Past
  7. Buried By Time And Dust
  8. De Mysteriis Dom Sathanas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.