Un disco legendario de una banda legendaria cumple 30 años, hablamos de “The Final Countdown” de EUROPE, y es que más allá del clásico que todo el mundo conoce y tararea con facilidad, el disco no es ni mucho menos solo ese tema como se pretende demostrar esta noche por parte de la banda, tocando el álbum por completo para sus fans. El lugar escogido es una sala La Riviera con el cartel de “no hay billetes” desde hace unas semanas, y el grupo encargado de abrir sus shows en nuestro país son los barceloneses IMPERIAL JADE.

Poco antes de las ocho, IMPERIAL JADE se presentaban ante una buena entrada ya, y es que había ganas de rock para entrar en calor. Desde Barcelona llegan con un sonido de puro rock clásico con una similar a lo que hace actualmente Rival Sons, revisitando aquellos años setenta con un tinte fresco y con algunos tramos más hardrockeros. Muy recomendables son piezas como “Satyr”, que sería el ejemplo perfecto quizás de lo que es esta banda, o “High On You”, ritmo puro que no te permite parar quieto, el cuerpo se mueve solo con esas grandes melodías de guitarra y de bajo, que contestan al riff principal. También hubo tiempo para un pequeño medley de Led Zeppelin, una de sus grandes influencias, dejando grandes ratos como con “Black Dog” o “Whole Lotta Love”. Gran experiencia para muchos de los que no conocían a este grupo, y es que saben llevar perfectamente su sonido en estudio al directo, gran ovación ante su despedida.

Y llega la hora de recibir a los legendarios EUROPE, y es que es hora de celebrar los treinta años de uno de los grandes discos de la historia ya no solo del rock, sino de la música en general. “The Final Countdown” supuso un antes y un después para esta banda que hoy se presentaba con Joey Tempest a la voz, Mic Michaeli al teclado, John Levén al bajo, John Norum a la guitarra e Ian Haugland a la batería.

Unas pantallas iluminadas mostrarán imágenes a lo largo de toda su actuación que arranca con “Hole in My Pocket”, poderosa y con Norum jugando con las distorsiones desde el inicio, dejando paso a un gran medio tiempo, como lo es la también nueva “The Second Day”, gran pieza. Preciosa arranca “Praise You” con una gran labor de Mic en los teclados en todo momento muy presente en una pieza muy bluesera, dejando claro que esta noche la primera parte del show iría completamente dedicada a su último plástico “War Of Kings”, algo que puede ser discutible. “Nothin’ to Ya” deja ver una grandísima base rítmica marcada por Haugland y Levén, que nos lleva a un estribillo muy efectivo y pegadizo que nos devuelve al riff principal, gran aportación al set.

Pocas veces podemos ver a Tempest guitarra en mano, algo que sucede en “California 405”, un gran corte de rock melódico en el que Michaeli vuelve a dar una dimensión mayor a la banda. Tremendamente a gusto se encuentra Joey en la lenta “Angels (With Broken Hearts)” donde puede dar rienda a su lado más bluesero de nuevo, para recuperar la velocidad con la galopada de “Days of Rock ‘n’ Roll”, es increíble hablando del bueno de Joey el carisma y la elegancia que tiene este hombre, por él parece que no pasan los años. “Children of the Mind” y sobre todo “Rainbow Bridge” son ejemplos de melodía, solo hay que ver el solo de teclado de Mic, y posteriormente el precioso solo del maestro Norum en esta última.

 “Vasastan” da un merecido descanso a Tempest, mientras permite el lucimiento del resto de la banda, para volver con “Light It Up” y “War of Kings” para cerrar esta primera parte del show dedicada a su última época. Ahora sí, turno de recibir su joya “The Final Countdown” al completo y empezando por la pieza que da nombre a la misma, con todo el público que llenaba la sala saltando desde el inicio y en cada estribillo. De clásico en clásico con “Rock the Night” con Norum y Tempest haciendo una pareja letal en directo, ¡qué forma de entenderse tienen estos dos y qué estribillo para volver a romper la sala!

Nos poníamos un poco más íntimos con la preciosa “Carrie”, sonando a las mil maravillas como la recuperada y pegadiza “Danger on the Track”, cargada de melodía gracias a Norum y Michaeli. Las notas del principio no dejan duda de que la siguiente en llegar es “Ninja”, dejando sitio a una “Cherokee” que suena como un verdadero cañón en directo, y es que sin ser veloz desde el inicio suena realmente potente, dándonos un respiro en la parte final de la estrofa y el puente que nos lleva a ese estribillo de nuevo que nos hace levantar nuestros puños de nuevo.

Arranque precioso como siempre que nos han sorprendido con “Time Has Come” para llegar a un estribillo excesivamente sencillo pero muy efectivo, dejando que Norum nos deje su toque de magia con la guitarra después. “Heart of Stone” es todo un ejemplo de hard rock melódico con una estrofa maravillosa que nos toca la fibra a los más amantes de este género, mientras “On the Loose” sube un poco más las revoluciones y nos muestra a un Tempest que sigue tan intenso como en el comienzo del show. La última de la noche es “Love Chaser”, que cierra este magistral LP y también la noche, aunque habría un momento aún para recuperar de nuevo su archicoreada “The Final Countdown” para despedirse por todo lo alto.

Gran noche de EUROPE en Madrid, y es que a pesar de que la primera parte de su show era su nuevo disco al completo, la recepción por parte de una Riviera llena no fue nada mala, aunque sí que es cierto que no hay comparación con la segunda parte de su show, y especialmente con algunas piezas de ese disco que hoy rememorábamos. Tempest y los suyos siguen en plena forma y solo hay que ver cómo despedía Madrid a esta mezcla sueca/británica, el caso es que hay EUROPE para rato.

Crónica de Óscar Gil Escobar de Rafa Basa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.