Este año el RESURRECTION FEST se enfrentaba a un reto tan grande o mayor como fue en sus inicios traer a Sick Of It All a Viveiro, este año se enfrentaban al mayor cabeza de cartel que ha pisado el main stage de Viveiro nada mas y nada menos que una de esas super-bandas capaces de llenar varias noches seguidas estadios con tan solo su nombre en el cartel, IRON MAIDEN.

Todo este año era mayor, el recinto, los escenarios, la zona de acampada, los decorados, las barras, zonas de firmas, servicios… todo acorde con la gran afluencia de público que se esperaba y que finalmente ha superado las 80.000 personas y abonos de tres días agotados, ahí es nada. Las expectativas y las dudas sobre si todo saldría bien también eran mayores este año, lógicamente, pero el festival transcurrió sin incidente alguno y con un público totalmente agradecido a los organizadores un año mas.

A continuación la crónica de lo allí aconteció…

Otro año mas, y ya van 11, el RESURRECTION FEST se ha vuelto a superar. El festival ha vuelto a crecer un poquito mas como viene creciendo año tras año y, sin duda alguna, el RESURRECTION FEST es uno de los festivales con mayor proyección internacional y uno de los referentes en lo que a música rock, metal y hardcore-punk se refiere. Quien sabe lo que nos tendrán preparado para el año que viene, alojamiento en barcos, mas días de festival, mas super-bandas… de momento ya han anunciado que el año que viene traerán a 100 bandas, así que desde el minuto 1 la cosa ya promete… quien le iba a decir a Ivan Méndez, director del festival, que su sueño de traer a su pueblo a su banda favorita, Sick Of It All, iba a acabar convirtiéndose en este festival de primer nivel europeo.

Sea como fuere este año nos enfrentábamos a la onceava edición con los ya mencionados IRON MAIDEN, VOLBEAT y THE OFFSPRING como cabezas de cartel. Sin duda alguna el caché de IRON MAIDEN impidió que los respectivos cabezas de cartel de los otros dos días fueran de mas renombre, a juicio de este redactor ni VOLBEAT ni THE OFFSPRING son dignos cabezas de cartel para el nivel que viene trayendo el festival últimamente, personalmente prefiero sacrificar a IRON MAIDEN y que vengan otros cuatro de medio cache como Slayer, Megadeth, Lamb Of God, Anthrax… pero para gustos colores, e imagino que el RESURRECTION FEST tenía claro que este año quería dar el salto trayendo a una de las grandes para marcar un antes y un después en la historia del festival, los primeros saltos no son fáciles y seguramente el año que viene solucionen esta descompensación de nivel en cuanto a cabezas de cartel se refiere.

En cuanto al resto del menú hubo para todos los gustos y con bandas de primer nivel en su género. GOJIRA como siempre demoledores y ganándose con creces un puesto mas alto en el cartel, representantes de primer nivel del mundo emo-core como BRING ME THE HORIZON y BULLET FOR MY VALENTINE, del thrash-metal nacional teníamos a CRISIX, ANGELUS APATRIDA y HAMLET, death para todos los gustos con AVULSED, ABBATH, ROTTING CHRIST y FLESHGOD APOCALYPSE y no podían faltar también primeras bandas del hardcore-punk como H20, MADBALL o WALLS OF JERICHO.

La organización del festival toma nota año tras año de las demandas y mejoras propuestas por el público, peticiones que desde luego no caen en saco roto ya que el recinto mejora todos los años. Los precios de las bebidas fueron una de las protestas mas populares el pasado año y este año el festival lo ha solucionado poniendo jarras (de 1,4 litros) al mismo precio, creo recordar, que estaba el año pasado el clásico mini, cachi o como leches se llame en tu tierra. Las zonas de firmas también eran más y mayores este año, el Chaos Stage era bastante más grande y la carpa del Ritual Stage mayor y de mejor calidad que pasados años. Por supuesto el escenario principal, Main Stage, ganó metros para acoger el amplio decorado de los Maiden y este año si que contaba con dos pantallas en los laterales, además de la que está detrás de la torre de sonido. Los detalles decorativos del festival también eran numerosos y muy currados, a destacar la noria, que quedaba muy vistosa pero había que tener cojones para montarse ahí pedo, el memorial-homenaje a Lemmy y Motorhead y los logos del Resu que escupían fuego en la entrada a los escenarios Chaos y Main. La zona PANDEMONIUM también contaba este año con más amplitud y más sillas, sillones y demás para el descanso. En cuanto a las zonas de acampada destacar que este año había autobuses al recinto desde todas ellas y que había muchos más servicios y duchas que en años anteriores.

En cuanto a las cifras, este año acudieron 80.542 personas a Viveiro, asistencia global suma de los tres días, y por primera vez en la historia del festival se agotaron tanto los abonos de tres días como las entradas del Sábado. Sin duda alguna un récord que no va ser fácil superar.

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de Candyman, Chechu, David, Danielol, Foka y Peck de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

Fiesta de presentación

Comenzaba a chispear cuando llegamos el día de la fiesta de presentación y tras montar las tiendas comenzó a llover. A ratos calló bastante fuerte por lo que algunas zonas del Ritual Stage donde tenía lugar la fiesta de presentación quedaron embarradas. Creo recordar que ya lo dije allá por el 2014 cuando también llovió bien, ¡balas de paja! extendiendo paja sobre los barrizales estos ni se notan, a ver si algún año me hacen caso, jeje.

Bueno, lluvia a parte, compramos nuestra entrada (este año la fiesta de presentación no era gratuita, costaba 5€ con consumición de Monster incluida) y entramos cuando estaban descargando los alemanes ESKIMO CALLBOY que tocan una mezcla de metal-core con electrónica un tanto peculiar que a un servidor no agradó mucho, lo cierto es que las mesas me mezclas no desaparecieron del escenario en el resto de conciertos de la noche.

Tras un pequeño descanso salieron a escena NARCO. Los sevillanos desplegaron en la fiesta de presentación de Viveiro todo su potente rap metal comenzando con Ahí fuera (vive Satanás) a la que siguió el Siempre Enmarronao. Tampoco faltaron los covers, Demolición (de los Saicos) y La Cucaracha (de Dog Eat Dog) y como no el celebradísimo Puta Policía con el que cerraron un enérgico show.

El fin de fiesta lo ponía SKINRED, los chicos de Benji Webbe regresaban al festival tras el buen rollo y concierto que dejaron el año pasado. Dieron un enérgico show en el que no faltaron los números de agacharse y ondear la camiseta, chubasquero o lo que cada uno llevase para animar el cotarro.

A pesar de la lluvia la fiesta de presentación fue un éxito, más de siete mil personas llenaron el escenario Ritual Stage del festival disfrutando de los conciertos de STRIKEBACK, HYDE ABBEY, FOR THE GLORY, SIBERIAN MEAT GRINDER, ESKIMO CALLBOY, NARCO y SKINDRED.

Los fans de las bandas y del RESURRECTION FEST se mezclaron en el público con vecinos de Viveiro y de localidades aledañas, disfrutando de un gran ambiente y de la música.

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de Candyman, Chechu, David, Danielol, Foka y Peck de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

WORMED iniciaron la jornada para este servidor en el Chaos Stage. Junto con AVULSED son unos de los referentes de metal extremo en nuestro país y tras escuchar los dos últimos discazos que se han marcado en estudio había ganas de ver que eran capaces de hacer en Viveiro. La banda abrió el set con Pseudo – Horizon de su último disco Krighsu y prácticamente para cada uno de los temas sonaba su correspondiente intro que nos creaba una especial atmósfera para la brutalidad posterior. Se marcaron un concierto muy bestia con una calidad técnica y sonora envidiable, aplastando nuestros cerebros con sus temas de ciencia ficción en modo apisonadora. Gran concierto de los madrileños.

wormed

En el Main Stage comenzaba la banda de metalcore WHILE SHE SLEEPS que abrieron dando caña con Brainwashed y This Is The Six pero lo que provocó la locura del respetable fue el riff de Death Toll ahí es cuando arrancó el concierto de verdad y la gente lo dio todo, su frontman Lawrence “Loz” Taylor se unió a la locura colectiva y se tiro a cantar entre el público cable de micro incluido. Le siguieron temas como New World Torture o Seven Hills para finalizar con Four Walls, tema que dio fin a un concierto con mucha energía y con el público entregado, esta banda augura un buen futuro.

La siguiente descarga del día eran CRISIX en el Chaos Stage. Bajo un enorme telón de fondo de su nuevo trabajo From Blue To Black salía el quinteto catalán a las tablas con la rabia y energía que les caracteriza. Abrían el concierto con Conspiranoia de su último disco tema al que se sumaron los ResuKids en un lateral del escenario. Le siguieron Rise…Then Rest, Strange y Psyco Crisix World para la que su vocalista Juli salió en una silla de ruedas y con camisa de fuerza. Para el siguiente tema Bring ‘Em To The Pit el grupo sacó el ya clásico en sus shows balón hinchable para que la peña hiciera un football of death que dejó a mas de uno maltrecho y la pelota reventada. Para el siguiente de los temas Juli nos tenía preparada una sorpresita, según contó estaba esperando una ocasión muy especial para hacer esto y parece ser que el RESURRECTION FEST era la adecuada, el tema es que se plantó de rodillas y pidió matrimonio a su novia que aceptó encantada, menos mal, jejeje. Y ya con los votos realizados llegó la apoteosis final del concierto con el Ultra Trash que desató la locura colectiva en las primeras filas y dejó atrás un gran show de los que nos tienen acostumbrados CRISIX.

Nos giramos y en el Main Stage ya estaba preparado el gran telón con el inconfundible logo de BAD RELIGION. Los chicos de Greg Graffin dieron un repaso completo a su discografía con un sonido algo confuso al comienzo, cosa que arreglaron pronto. Uno de los temas mas celebrados fue Punk Rock Song junto con el tema que cerró el concierto, el clásico American Jesus. BAD RELIGION, en su línea, nos ofrecieron un show muy ameno y divertido con el que demostraron que siguen estando en un buen estado de forma y que todavía les queda mecha para seguir unos cuantos años ofreciéndonos su punk-rock.

Mientras pasábamos un rato a ritmos de canciones fiesteras punk-rock en el Chaos Stage se estaban realizando las últimas invocaciones a Satanás, Lucifer, Belcebú etc. para que ROTTING CHRIST tuvieran todo preparado para salir a escena. Para un servidor los griegos eran uno de los platos fuertes del festival y sin duda alguna no me defraudaron, dieron un show enorme, lleno de fuerza, potencia y rabia que transmitieron a la perfección al público que estaba dándolo todo con cada uno de los trallazos que presentaban. Además fueron bastante sabios y condescendientes con el público ya que tocaron muy pocos temas de su último disco Rituals conocedores de que no ha tenido una muy buena acogida entre sus fans, así que los griegos repartieron su setlist entre el resto de discos de su carrera. Comenzaron con Ze Zigmar que fue uno de los pocos que sonaron de su último trabajo Rituals, para continuar con Kata Ton Daimona Eaytoy mientras el recinto se iba llenando de gente que acudía a la brutalidad que allí estaba aconteciendo. De su penúltimo disco Kata Ton Daimona Eaytoy emergió del averno el enorme tema que es Grandis Spiritus Diavolos que sonó como una ametralladora y fue gratamente celebrada por el público. A destacar el pedazo de moshpit que se montó en Societas Sathanas uno de los temas mas brutales del grupo. Cerraron con Noctis Era de su disco Aealo dejando un muy bien sabor de boca ente el público ya que sonaron espectaculares, un sonido contundente, bien ecualizado que permitía diferenciar cada instrumento y un Sakis en un muy buen estado vocal que además se atrevió con el castellano. ¡Bolazo!

Nada mas acabar los griegos todo estaba preparado en el Main Stage para BRING ME THE HORIZON que era uno de los platos fuertes del púbico deathcore/metalcore. Personalmente solo me gusta de ellos la etapa deathcore, luego poco a poco fueron ablandando su estilo hasta convertirse en el grupo de rock alternativo que para mí son ahora en el último disco. Lo que es indudable en que el montaje a base de luces y pantallas como fondo que llevan los británicos es espectacular y que el concierto iba a estar al menos vistoso. Tras un video a modo de intro en el que se explicaban pautas para sobrevivir a un festival, arrancaron el concierto con Happy Song con el que ya comenzaron a darle uso a toda la parafernalia visual que montaron que la verdad es que queda muy vistosa. Después vendrían temas como Go To Hell, For Heaven’s Shake y The House Of Wolves tras la cual Oliver dedicó sus primeras palabras al público. También sonaron Avalanch y Shadow Moses en las que se hartaron de fogonazos y cañones de humo. Con el combo Throne – Down de su disco Sempiternal cerraron su concierto los ingleses que estuvo a la altura de lo esperado.

Fuera de lo musical, BRING ME THE HORIZON se vieron rodeados tras el festival de una polémica generada por Brian Baker de BAD RELIGION, podéis leerla desde aquí…

bring_me_the_horizon_resu

FLESHGOD APOCALYPSE ya tenían preparado su decorado en el Chaos Stage para una descarga sonora que prometía. Una pena que al principio del concierto el batería tuviera problemas con su bombo y el conjunto sonara bastante deslucido. Poco a poco se fue arreglando y hacia la mitad con todo solucionado sonaron Pathfinder, la celebrada The Violation o The Fool cerrando el show con The Forsaking. FLESHGOD APOCALYPSE pese a los problemas iniciales consiguieron el sonido atronador al que nos tienen acostumbrados con una vistosa puesta en escena con toque operístico con la que el público disfrutó de lo lindo.

En el Main Stage ya todo estaba preparado para la descarga de VOLBEAT. Los daneses eran los cabezas de cartel del día, algo para mi gusto desproporcionado porque, si bien es cierto que en los dos últimos discos han alcanzado un gran nivel de popularidad, me parece un grupo que suena bastante flojo y comercial, como decía uno de los colegas con los que disfruté del festival, “eso es rock para anuncios tío” jajaja. La cuestión es que allí estaban y arrancaron con fuerza tocando The Devil’s, Bleeding Crown el medley de Heaven Nor Hell, A Warrior’s Call, I Only Want To Be With You y Sad Man’s Tongue donde Poulsen se arrancó con el cover de Ring Of Fire de Jonny Cash donde el vocalista esperó a que el público la coreara siendo bastante escasa la respuesta, tras esto tocaron Lola Montez que si se sabía el público a lo que Poulsen dijo entre risas “os sabéis esta mierda y no Ring Of Fire de Jonny Cash”, razón no le falta. Continuaron desgranando su discografía además de temas de último trabajo del que sonaron The Gates Of Babylon o Seal The Deal para finalizar el concierto con The Mirror And The Ripper. Antes de que acabaran VOLVEAT ya estaban sonando en el Chaos Stage BRUJERÍA no se sabe muy bien si por la polémica que posteriormente se generó también entre estos dos grupos.

Setlist de VOLBEAT:

  1. The Devil’s Bleeding Crown
  2. Heaven nor Hell / A Warrior’s Call / I Only Want to Be with You
  3. Sad Man’s Tongue/ Ring of Fire (Johnny Cash)
  4. Lola Montez
  5. Hallelujah Goat
  6. The Lonesome Rider
  7. For Evigt
  8. The Gates of Babylon
  9. Dead but Rising
  10. 16 Dollars
  11. Guitar Gangsters & Cadillac Blood
  12. Fallen
  13. Doc Holliday
  14. Still Counting (bis
  15. Seal the Deal (bis)
  16. Maybellene I Hofteholder (bis)
  17. The Mirror and the Ripper (bis)

Llegábamos ya al final de la jornada con BRUJERÍA, que comenzaron a tocar cuando el concierto de VOLVEAT estaba dando sus últimos coletazos provocando un barullo de sonido en el primer tema en el que no se entendía apenas nada. Abrieron el concierto con Pito Wilson para continuar con Colas de Rata y La Migra mientras Juan Brujo, machete en mano, y Pinche no paraban de hacer comentarios y presentaciones entre tema y tema. El moshpit vino con Viva Presidente Trump así como en Matando Güeros o Marijuana con la que terminaron el concierto y la primera jornada del Resu.

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de Candyman, Chechu, David, Danielol, Foka y Peck de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

Para un servidor el día comenzó en el Chaos Stage con los madrileños AVULSED, el grupo de death metal nacional con mayor proyección internacional y con ya 24 años de historia desde que allá por 1992, se dice pronto, lanzaran su primera demo en cassette. Con un sol de justicia que además les pegaba de frente el quinteto salió a escena con un telón del logo del grupo como única decoración. Desde el minuto 1 salieron dando caña repasando los grandes temas de su extensa carrera como Breaking Hymens, Sick, Sick Sex o Nullo cerrando el concierto con el ya clásico y aclamado Exorcismo Vaginal que cerró show tremendo de AVULSED en el que su vocalista David Rotten estuvo constantemente animando el cotarro y bromeando con el calor, el sol y que los Maiden les habían pedido un ampli, jajaja, todo un crack el señor Rotten.

En el Main Stage les tocaba el turno a otros madrileños, HAMLET, que salieron puntuales a escena con un telón de su último plástico La Ira que tan buenas críticas ha cosechado. Y es que el grupo actualmente está viviendo una segunda juventud tanto musicalmente, componiendo temas con garra como los de antaño, como sobre las tablas en las que lo dejan todo con un Molly que no para de correr durante todo el concierto animando el cotarro hasta desde abajo donde bajó en varias ocasiones. Comenzaron el show con Egoísmo un tema con un inicio rompedor que dejaba claras las intenciones de reventar el escenario una vez más, tras ella sonaron, entre otras, Muérdesela, Irracional, Denuncio a Dios, Tu Medicina además de temas del nuevo disco como Mi Religión, para terminar con el ya clásico J.F. (Jodido Facha). En definitiva un show con mucha energía como los que vienen dando últimamente, con un Molly desatado tanto sobre las tablas como en el foso con el público, Luis dando botes constantemente sobre la plataforma, a pesar de que lucía una rodillera, Ken y Álvaro algo mas relajados pero sudando la gota gorda y Paco partiendo las baquetas. Nuevamente un concierto de 10 de los madrileños.

Y continuábamos con el metal nacional esta vez en el Chaos Stage con los albaceteños ANGELUS APATRIDA que al igual que HAMLET ya son veteranos en el festival gallego, de hecho Guillermo dijo que tenían un pique sano con MADBALL para ver quién era el que mas veces venía al festival. Inmortal abría el concierto bajo un enorme telón con la portada de su último disco Hidden Evolution, le siguieron temas clásicos del grupo como Violent Dawn, Vomitive u Of Men And Tyrants que fueron calentando al público por si había alguno frío todavía después del torrao que estaba pegando. Tras un pequeño descanso para tomar aire Guillermo presentó el tema End Man que fue el primer single de su último trabajo. El fin fiesta lo pusieron Give ‘Em War y You Are Next poniendo el broche de oro a otro bolazo de ANGELUS APATRIDA que sin duda volverán por estas tierras.

Vuelta al Main Stage para ver a HATEBREED, un concierto de los mas esperados del festival pues la cera que reparten es sobradamente conocida y no se cortaron un cacho en comenzar ni mas ni menos que con Destroy Everything para dejar claras sus intenciones. Sonaron también las nuevas AD y Looking Down The Barrel Of Today así como temas más clásicos como Honor Never Dies, Doomslayer o Live This. Los temas finales fueron Last Breath, dedicada a Lemmy, el himno I Will Be Heard y para cerrar el concierto In Ashes They Shall Reap dando por finalizado un buen espectáculo repasando los grandes temas de su discografía.

Tras un descanso ya de noche nos fuimos al Main Stage a disfrutar de los inigualables GOJIRA que estaban dispuestos a superar el tremendo bolazo que se marcaron hace un par de años en el mismo escenario. Los franceses nunca defraudan, eso bien lo sabíamos todos allí, por lo que se congregó un montón de gente entre la que se desató la locura al escuchar los primeros acordes del tremendo temazo que es el Toxic Garbage Island a la que siguieron L’Enfant Sauvage y The Heaviest Matter Of The Universe. Tras este aplastante comienzo, que bien podrían haber temas para cerrarlo, el público ya estaba gozando de lo lindo y totalmente entregado a los franceses que aprovecharon ese momento para presentarnos un par de temas de su nuevo plástico Magma del que sonaron Stranded y Silvera tras las que volvieron a animar el cotarro tocando Flying Whales y  otros trallazos clásicos para volver a otra de Magma, Only Pain, cerrando el show finalmente con Vacuity. Tremendo bolo el que se marcaron una vez mas GOJIRA en Viveiro esta vez con mejor horario, mejor escenografía, fogonazos a tutiplén y mas tiempo de actuación, esperemos volver a verles por aquí pronto.

Mientras tanto en el Chaos Stage les tocaba el turno a DARK TRANQUILLITY que abrieron con The Science Of The White Noise a las que siguieron White Noise/Black Silence, Monochromatic Stains o The Lesser Faith con las que hicieron las delicias del respetable que estaba gozando de un gran sonido y un gran espectáculo. Tampoco faltaron los grandes temazos de su discografía como Mundane And The Magic, Terminus, ThereIn o The Final Resistance en los que el público se entregó al 100%. Finalmente los suecos cerraron el concierto con Misery’s Crown como no podía ser menos, dejando un muy buen sabor de boca entre el público que coreó gran parte del tema.

En el Main Stage estaba a punto de salir a escena THE OFFSPRING, otro de los cabezas de cartel del festival, posición privilegiada que a mí personalmente no creo que merezcan en este festival, pero bueno, siempre se agradece disfrutar un poco del ambiente fiestero punk-rock que montan los californianos. Abrieron con You’re Gonna Go Far al que siguieron unos cuantos temas menos conocidos. Aquello no se empezó animar de verdad hasta que tocaron el primero de sus hits All I Want donde quien mas quien menos se puso a brincar a pesar de estar ya bastante destrozados los cuerpos. Sonaron mas temas clásicos que no podían faltar como Come Out And Play, Pretty Fly (For A White Guy) o Why Don’t You Get A Job. También se atrevieron con una versión al piano de Gone Way que dejó al público un tanto aplastado ya que no eran horas de andar con baladitas al piano. Cerraron el show con Self Esteem, un concierto donde la gente sacó fuerzas de donde ya no había para bailar a ritmo de los americanos y que se lo pasó en grande en un ambiente fiestero bailando los clásicos de los californianos.

MADBALL son de los veteranos del festival han tocado aquí en infinidad de ocasiones y ya son como de la tierra, tanto es así que al parecer tenían un vínculo muy especial con el fallecido alcalde de Viveiro Melchor Roel al que homenajearon con un gran telón en el que aparecía su efeméride y un dibujo suyo. Le dedicaron su concierto e incluso cambiaron el nombre del Ritual Stage durante una hora para bautizarlo como Melchor Stage, todo un detalle de MADBALL hacia el fallecido alcalde impulsor del festival desde sus inicios, ¡descansa en paz Melchor! Entrando en harina los newyorkinos desplegaron todo su hardcore sobre las tablas de Viveiro donde no faltaron sus temas mas aclamados como el cover de AGNOSTIC FRONT It’s My Life, Heavenhell, Doc Marten Stomp o Hardcore Still Lives. Gran show de la banda que sin duda alguna pasarán algún otro año por estos lares.

madball1

Ya casi finalizando la jornada le tocaba el turno en el Chaos Stage a TURISAS que tenían ganas de desplegar su folk-metal y lucir sus caras pintadas ante la noche de Viveiro. Comenzaron con The March Of The Varangian Guard, The Great Scape, Hunting Pirates y Battle Metal que animaron mucho el cotarro y lograron sacarnos las pocas fuerzas que todavía teníamos, también nos sacaron alguna carcajada al hacer referencia Mathias a la similitud de los colores de sus pinturas de guerra con el logo de la cerveza de la tierra, Estrella Galicia. Por supuesto no se olvidaron de su versión de Rasputin que desató la locura del público y cerraron el concierto con Stand Up And Fight. Buen concierto de TURISAS que dieron un toque festivo al fin de la segunda jornada.

Antes de irnos a recuperar fuerzas para el último día de Resu nos quedamos en la carpa viendo a ABAIXO CU SISTEMA que realizan de una forma bastante correcta versiones de SYSTEM OF A DOWN y que contaron con bastante público que todavía no había tenido suficiente. Nos hicieron pasar un buen rato cantando a grito pelao los clásicos del de Serj Tankian.

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de Candyman, Chechu, David, Danielol, Foka y Peck de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

Para nosotros la última jornada comenzó en el Main Stage con DESTRUCTION que suelen ofrecer siempre buenos bolos y el del Resu no fue una excepción. Los de Schmier abrieron con un tema de su nuevo disco, el elegido fue Under Attack para seguir con Curse The Gods y Nailed To The Cross que el público disfrutó de lo lindo, pero los primeros moshpit surgieron con Mad Butcher, tema a partir del cual mejoró un sonido que al principio sonó algo embarullado. Tocaron también Second To None del nuevo plástico para luego enlazar con los grandes clásicos Trash Till Death, The Butcher Strikes Back, Total Desaster y Bestial Invasion con la que cerraron un gran concierto.

Mientras en el Chaos Stage SHINING tenían todo preparado para su descarga. Los noruegos, que montaron un telón de fondo con el logo del grupo, comenzaron con I Won’t Forget, toda una declaración de intenciones de que no olvidaríamos ese concierto. También tocaron Fisheye, The Last Stand, Last Day o Burn It All con un buen sonido y con un Jorgen que no daba a basto entre el saxo y la guitarra.

BULLET FOR MY VALENTINE era otro de los esperados por los core y bajo las iniciales de su nombre salieron al Main Stage de Viveiro. Comenzaron con temas de su último trabajo para luego comenzar con temas mas conocidos como Tear’s Don’t Fall y Waking The Demon donde el público comenzó a animarse mas. En The Last Fight comenzó el mosh como si aquello realmente fuera la última batalla tras la cual tocaron un solo de batería para tomar aliento y terminar con Scream Aim Fire y The Poison que pusieron el broche a la actuación de los británicos.

Con BULLET FOR MY VALENTINE tocando al mismo tiempo en el escenario principal comenzaron en el Ritual Stage MUNICIPAL WASTE. Con un telón de fondo con la cabeza de Donald Trump estallando por un balazo salieron a las tablas tocando más de veinte temas de toda su discografía entre los que sonaron Unleash The Bastards, Mind Eraser, The Art Of Praying o Bangover. También dedicaron unas palabras al protagonista de su telón de fondo en I Wanna Kill The President y I Wanna Kill Donald Trump para finalmente cerrar su concierto con Sadistic Magician y la coreada Born To Party. Lo esperado, trallazos a toda mecha sin respiro, MUNICIPAL WASTE.

Los siguientes eran ENSLAVED en el Chaos Stage que venían en su gira 25 aniversario donde están tocando temas olvidados en sus directos de su época mas black/vinking. La asistencia de público no fue muy numerosa, la gente o estaba cogiendo sitio para los Maiden o bien aprovechando para comer y beber, pero los noruegos dieron un correcto espectáculo tocando temas como Jotunblood, atronador comienzo, Fenrir, Return To Yggdrasil o Convoys To Nothingness.

Y ya les tocaba el turno a los grandes cabezas de cartel de este año IRON MAIDEN. Todavía de día, ya comentaré esto al final, sonaba el Doctor Doctor de UFO que nos anunciaba que la Doncella de Hierro estaba entre bambalinas ya lista para comenzar la descarga. Tras el mítico tema introductorio de la banda aparecían en las tres pantallas del festival el video que inicia todos los conciertos de esta gira donde un Eddie maya se encuentra el Ed Force One de la banda y lo lanza hacia su nuevo destino, Viveiro en este caso. Tras el video, Bruce aparecía en sobre la plataforma del escenario con un caldero cantando las primeras estrofas de If Eternity Should Fail perteneciente a su nuevo disco The Book Of Souls y que presentan en esta gira que comenzó allá por Febrero. Tras la introducción de Dickinson el grupo al completo salía dando carreras tal y como nos tienen acostumbrados, estaba claro que eran los Maiden de siempre, con un Bruce Dickinson inquieto, hablador y simpático, Janick Gers con sus malabarismos de guitarra, una Gibson negra por cierto, Adrian Smith y Dave Murray mas calmados como siempre y Nicko McBrain machacando con una sonrisa su enorme batería.

Desde el primer tema el público se metió de lleno en el concierto y acompaño con coros al cantante mientras disfrutaban tanto en las tres pantallas como en visión directa del impresionante montaje escénico de los Maiden antes tapado por telones. La Doncella siguió su repertorio con The Speed Of Light, primer single de su nuevo disco y uno de los temas mas conocidos de este, por lo que el público lo disfrutó bastante y desde luego no tiene precio escuchar por primera vez el Scream for me Viveiro!. Tras esto sonó uno de los clásicos nada mas y nada menos que Children Of The Damned que no suelen tocar habitualmente en directo, exceptuando esta gira. Con este tema, muchos de los que nos hemos aguantado de ojear el setlist de la gira, pensábamos que el ya el concierto tiraría por clásicos, un rato al menos, pero nada mas lejos de la realidad, tocaron prácticamente medio disco nuevo. A mi juicio el meter tantos temas del nuevo disco no cuadra muy bien en un festival donde mucha gente solo conoce de los Maiden los temas clásicos, un setlist de este tipo me encaja mejor en un concierto solo con IRON MAIDEN como el de Sevilla o Madrid que en un festival, creo que esto debería tenerlo en cuenta el grupo, pero bueno, son los Maiden y por supuesto hacen lo que les sale de los cojones.

Total que tras Children Of The Damned Bruce dio las gracias al festival y a los asistentes y siguieron con temas de The Book Of Souls les tocó el turno a Tears Of A Clown y The Red And The Black la primera pasó desapercibida, es bastante lenta, pero la segunda es el hitazo de directo del nuevo disco y el público la gozó con los coros y la parte rápida del tema. Acto seguido apareció en el fondo el telón de The Trooper y Bruce dando brincos con la bandera de Inglaterra, y aquello ya se convirtió en una fiesta imparable donde tanto el grupo como el público dieron todo durante el tema. Y para que la fiesta no decayera el siguiente tema fue nada mas y nada menos que Powerslave en el que Bruce cantó con una máscara mejicana y el trío de guitarristas se unió en el centro de escenario para hacer uno de los solos. Después de los dos clasicazos llego el turno de enlazar otros dos temas del nuevo disco Death or Glory y The Book Of Souls, si ya van seis, donde en el primero Bruce apareció haciendo el mono con una máscara de simio y un mono colgado del cuello posteriormente, como siempre simpático y bromista Bruce. The Book Of Souls lo inició Janick con una guitarra acústica negra y fue un tema muy teatral y bien interpretado en el que apareció de nuevo el caldero humeante del inicio del concierto. En este tema también apareció el nuevo Eddie maya, mucho mas dinámico y con más facilidad de movimientos que en otras giras. Tras dedicar al respetable unas cuantas rascadas de huevos y culo estuvo jugando con Janick que le pasaba por debajo de las piernas hasta que Bruce le arrancó el corazón tal y como aparece en la portada del nuevo disco. Un tema muy teatral y muy bien interpretado por el grupo al completo. Le llegaba el turno a otro de los temazos de la noche Hallowed Be Thy Name para el que Bruce salió con una soga que posteriormente se colgó al cuello, el tema como de costumbre fue el deleite del público que colaboró como es habitual en cada una de las peticiones de Bruce a gritar durante la parte instrumental del tema. Sin descanso el siguiente en sonar fue Fear Of The Dark sin duda alguna otro de los temazos de la banda y de los que el público mas disfruta, por supuesto en Viveiro no fue menos y se desató la locura colectiva en el recinto y sobre el escenario. Acto seguido sonó el tema que da nombre a la banda Iron Maiden donde abundaron los fogonazos y por supuesto de detrás de la batería salió un gigantesco busto de Eddie con sus pintas mayas de esta gira, todo un espectáculo como siempre. Tras el tema el grupo se marchó unos breves minutos antes de que comenzara a sonar las frases de introducción de The Number Of The Beast donde volvió a aparecer en la parte izquierda del escenario un enorme hinchable, esta vez era un enorme macho cabrío al que le acompañaron multitud de fogonozados. Tras una introducción de Dickinson sonó Blood Brothers bajo una iluminación de estrellas presididas por una circunferencia en la parte superior en la que aparecía un Eddie muy vistoso. Y finalmente con Wasted Years el grupo cerraba el concierto tras dos horas prácticamente exactas de show.

Sin duda alguna gran espectáculo el que nos dio IRON MAIDEN, con este montaje, profesionalidad y temas no es para menos, pero sin duda quedó algo deslucido sobre todo al principio a plena luz del día, no entiendo que una banda con semejante escenario y juego de luces decida tocar mas de medio concierto a plena luz del día. Casi con total seguridad la decisión será por temas logísticos, montar, desmontar y cargar en el Ed Force One toda la parafernalia, pero nos quita a los fans gran parte de la potencia del directo de Maiden, deberían revisarlo. En cuanto al sonido según comenta la gente variaba bastante según la parte del recinto en la que te encontrabas, donde yo estuve, a la izquierda de la pantalla del fondo, sonó a ratos algo bajo, sobre todo al final del mismo.

Setlist de IRON MAIDEN:

  1. If Eternity Should Fail
  2. Speed of Light
  3. Children of the Damned
  4. Tears of a Clown
  5. The Red and the Black
  6. The Trooper
  7. Powerslave
  8. Death or Glory
  9. The Book of Souls
  10. Hallowed Be Thy Name
  11. Fear of the Dark
  12. Iron Maiden

Bises:

  1. The Number of the Beast
  2. Blood Brothers
  3. Wasted Years

Tras la Doncella en el Chaos Stage tocaron los ENTOMBED A.D. de LG Pretov que ofrecieron un concierto por encima de las expectativas la verdad. En su setlist incluyeron siete trallazos de los clásicos cosa muy de agradecer, así sonaron Eyemaster, Wolverines Blues, Stranger Aeons, Revel In Flesh o Living Dead. Sonaron atronadores.

ABBATH comenzaron en el Main Stage con 15 minutos de retraso y además por el tercer o cuarto tema pararon el concierto por problemas con el retorno por lo que el set se acortó un poco. Aun así sonaron atronadores dando un repaso a su disco homónimo y tocando temas de IMMORTAL mas y menos conocidos dejando un show bastante digo. Comenzó con ABBATH escupiendo fuego cual faquir antes de que sonara el primer tema To War! de su disco en solitario del que también tocaron Winterbane, Fenrir Hunts o Count The Dead. De los temas de IMMORTAL sonaron Warriors, y unos impresionantes Nebular Ravens Winter y Solarfall que cerraron un show espectacular.

Bajo un psicodélico telón GRAVEYARD comenzaban su repertorio en el Chaos Stage, en que mezclaron como solo ellos saben temas rápidos con temas melancólicos y tranquilos, cosa que venía bien a esas alturas de festival para descansar un poco en los temas lentos pero no dar tiempo a apalancarse, pues tras él venía un tema rápido. Los suecos abrieron su show con Slow Motion Countdown que enlazaron con Buying Truth tras las que enlazaron varios temas de último plástico para posteriormente tocar varios temas de Hisingen Blues. Finalizaron con Unconfortably Nunb, Ain’t Fit To Live Here y la bestial The Siren que cerraron un show de culto con un sonido y actitud inmejorables.

graveyard1

No hay festival en que no descubras al menos un grupo nuevo con el que lo flipas y para un servidor este año ese honor se lo llevaron NASHVILLE PUSSY. Los americanos nos deleitaron con un pedazo de concierto de ROCK N’ ROLL en mayúsculas con un gran sonido y una enorme actitud sobre las tablas de todos y cada uno de sus integrantes, destacando eso si, las grandes personalidades de su vocalista Blaine Cartwright y su guitarrista Ruyter Suys que se pasaban de uno a otro la botella de Jack Daniel’s que acabó tiritando. Tocaron varios de sus mejores temas como Up The Dosage, Struttin’ Cock o I’m So High mientras nos deleitaban con su entrega sobre el escenario con numeritos varios como el momento en el que Blaine vacía una cerveza en su gorro que no duda en beberse o el final del concierto en el que la rubia guitarrista Ruyter destroza las cuerdas de su guitarra. Los americanos se marcaron un pedazo de concierto lleno de diversión buen rollo, buena música y buena actitud ¡grandes NASHVILLE PUSSY!

Este año el final fiestero del festival les tocaba a THE REAL MCKENZIES que se marcaron un concierto alegre, fiestero con su gaita y faldas escocesas incluidas y haciendo alusiones a la hermandad celta que tienen con estas tierras gallegas.

Y antes de irnos a tomar nuestro merecido descanso tras cuatro días de festival no pudimos resistirnos a ver el tributo a METALLICA de BLACK HORSEMEN que, a diferencia de otros años, congregó a un gran número de gente estando la carpa del Ritual Stage totalmente llena. Gran fin de fiesta escuchando temas de una de las grandes bandas del thrash metal, ¿quizás sea un guiño del festival y serán METALLICA los cabezas de cartel el año que viene? Ojalá ¡En Viveiro todo puedo pasar!

¡Hasta el año que viene!

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de Candyman, Chechu, David, Danielol, Foka y Peck de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

Aquí tenéis todas las fotos de la crónica, y alguna mas, juntas:

Crónica de David de MetalBizarre.com
Fotos de Candyman, Chechu, David, Danielol, Foka y Peck de MetalBizarre.com y de Resurrection Fest

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.