Estamos ante un disco irregular por parte de los americanos; mezclan grandes dosis de adrenalina, a las que nos tienen acostumbrados, junto a momentos de una lentitud atípica para lo que es SLIPKNOT. Todo esto da como resultado un trabajo nada lineal que o bien gustará a sus fans o dejará de una forma, un tanto indiferente, a los demás.

Puntuación: 6
Crítica de Alex Hidalgo de The Metal Circus

 

Según la RAE los 9 enmascarados no son grandes superhéroes ni tampoco crueles villanos, simplemente son un grupo de música que arrasa en todos los escenarios donde actúan. Los americanos SLIPKNOT cosecharon uno de los directos más energéticos que se podía ver sobre un escenario, supieron llegar y ganarse una autentica legión de admiradores y de detractores. Desgraciadamente no contaron con que las nubes oscuras harían una visita y dejarían el caos tras su paso.

Tras la desgraciada muerte de su bajista Paul Gray; quedaba por llegar el adiós, lleno de polémica y misterio, de Joey Jordison a la batería. Sin una parte importante de la maquinaria compositiva, los de Iowa vuelven con “.5: The Gray Chapter” y una gran cantidad de dudas debajo de la manga. Yo también tenía mis dudas, me podía encontrar cualquier cosa: desde una continuidad, una mejora, un empeoramiento o un STONE SOUR 2.0.

Las dudas solo podían ser resueltas escuchando el disco, algo lógico pero difícil al tenerle un cierto aprecio a la banda. Dejando las incógnitas de lado me puse a ello: “XIX” abre el disco de una forma menos paranoica a lo que es SLIPKNOT; tras ello suena “Sarcastrophe” en donde vemos una ligera recuperación del toque nu-metal. “AOV” es muy parecida a su predecesora, pero con un tempo menor, y “The Devil In I” sorprende por su tranquilidad y la clara base de single. STONE SOUR 2.0 se manifiesta en el tema “Killpop” pero, para nuestra suerte, vuelven a ser ellos con “Skeptic”  y especialmente con “Lech”.

A estas alturas del trabajo ya podemos ver por dónde va a ir la maquinaria americana. Han recuperado viejos elementos que ya no usaban y la energía está presente pese a que el estilo compositivo ha cambiado. A destacar el gran trabajo por parte del nuevo y misterioso baterista, dando su toque personal,  junto a los percusionistas de toda la vida Shaw Crahan y Chris Fehn. También merece una mención Donnie Steele, volviendo a casa como sustituto de Paul Gray.

“Goodbye” es la balada, muy al estilo “Dead Memories” junto a STONE SOUR 2.0; “Nomadic” puede ser un futuro single; “The One That Kills The Least” es la calma que precede a la tormenta que tiene el nombre de “Custer” o lo que es lo mismo: el tema más contundente de todo el disco. El interludio “Be Prepared For Hell” lleva con él el sonido psicodélico que nos tienen acostumbrados los americanos para estos casos; se continúa con él en “The Negative One”. Para acabar encontramos “If Rain Is What You Want”, un tema totalmente inesperado y fuera de lugar para acabar el trabajo.

Estamos ante un disco irregular por parte de los americanos; mezclan grandes dosis de adrenalina, a las que nos tienen acostumbrados, junto a momentos de una lentitud atípica para lo que es SLIPKNOT. Todo esto da como resultado un trabajo nada lineal que o bien gustará a sus fans o dejará de una forma, un tanto indiferente, a los demás. Habrá que dejar que el tiempo y su directo hable.

Canciones:

  1. XIX
  2. Sarcastrophe
  3. AOV
  4. The Devil In I
  5. Killpop
  6. Skeptic
  7. Lech
  8. Goodbye
  9. Nomadic
  10. The One That Kills The Least
  11. Custer
  12. Be Prepared For Hell
  13. The Negative One
  14. If Rain Is What You Want

Crítica de Alex Hidalgo de The Metal Circus

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.