El dia 3 nos acercamos a la sala Marco Aldany (antigua sala Heineken) con motivo de la quinta edición del tributo a uno de los mejores y más significativos e influyentes guitarristas de la historia del metal, se trata de Dimebag Darrell. Una vez más, el festival recibió una gran multitud de grandes nombres de la escena metalera que rindieron merecido tributo al desaparecido guitarrista, que con un concierto de cuatro horas pretenden hacer llegar a los espectadores aquellos temas que hicieron tan famoso al bueno de Dime.

Se dio lugar un gran aforo en la sala con unas 700 personas que copaban la pista y la parte alta de la sala, con la intención de hacer retumbar la pista a base de circle pits, mosh pits y walls of death, mientras suenan muchos de los himnos de Pantera.Un festival que ha recibido recientemente la bendición de Phil Anselmo, ex-vocalista de Pantera, y que es catalogado como el mejor tributo a nivel europeo.

Crónica de Óscar Gil Escobar de Metal Symphony

Cerca de las 19:15 comenzaban las hostilidades, se daba pistoletazo a cuatro horas de buena música repartidas en distintos combos y sin prácticamente respiro entre cada uno de ellos.En el primero de los combos, podíamos ver artistas de The Eyes o Vórtice entre otros, interpretando entre otros el tema del “Far Beyond Driven”, “Strenght Beyond Strenght”, o la gran “5 Minutes Alone” para abrir la actuación. Tras ello, empezaban las rotaciones y se situaban Javi de Crisix a la batería y Sobry a la guitarra, empezaba a armarse con el primer wall of death, y un continuo circle pit.

Tras un descansillo, aparecían Overdry, un grupo andaluz que salieron a tocar un par de canciones más. Más tarde, aparecía el 2º combo que contaba con componentes de Hell’s Fire y The Revenge Of The Hannya, de quienes cabe resaltar su “Revolution Is My Name”, que nos trajo otro wall of death bestial. Más tarde llegaría la genial “Psycho Holiday” con un grandísimo dueto a las voces. La gente iba subiendo el nivel de golpes a los aledaños del escenario, los más asfixiados se empezaban a tomar un respiro pero seguía siendo una guerra sin cuartel.

El próximo combo contaría con gente de As My World Burns, Wildhead y Modelo Pickman que volvieron a hacer estragos en los allí presentes con “Slaughtered”, que volvía a abrir a las masas para armar otro wall of death,y “Yesterday Don’t Mean Shit” que hizo headbangear a toda la sala.Otro cambio de combo que nos traería ahora a componentes de We All Fall y Violent Eve, que contaron con la colaboración de Mero Mero (Cuernos De Chivo) y gente de Skunk DF en algún tema de su tanda, llevaría el nivel de movimiento del público a un nivel altísimo que ya no bajaría en el resto de festival.

Sonaron “This Love”, la cual coreó todo el mundo de principio a fin, y la enorme “Becoming”, para que después apareciera Xavi Igual a la guitarra de Skunk DF, y el cantante nos dijera “¡Vamos a rompernos!” y se hizo el delirio con las primeras notas de “I’m Broken”. Como despedida del combo sirvió la devastadora “***** Hostile” que puso aquello patas arriba.Como se había anunciado y como en cada año, se sorteó una guitarra Dean como la que llevaba Dimebag Darrell, tiempo que sirvió para que se preparase el siguiente combo.

Nos íbamos acercando poco a poco al final de la velada, y era el momento de otro de los puntos álgidos de la noche, llegaba el combo formado por Unsouled y Gauntlet, se apagaban las luces y sonaba la más famosa intro de Pantera, era hora de “Cowboys From Hell” en la que vimos la maestría de Miguel a lo largo de todo el tema a la guitarra clavando cada nota . Después, la hostilidad y la brutalidad no se reduciría, ya que llegaba “The Art Of Shredding”. Con Javi de Clockwork unido al grupo arrancaría otro de los temas más celebrados, “Mouth For War”, que daba lugar a Rown Houland y Brigi (Koma) y un tema con el que no puedes parar de mover la cabeza, “Hellbound”. Cerraría el combo con la tremenda versión de “Walk”, ese riff agresivo y repetitivo que nunca te cansarías de oir del “ Vulgar Display Of Power”, para muchos, el mejor disco de Pantera, que sirvió para agitar más al público si cabe.

Fueron cayendo grandes temas como es el caso de “Rise” en la que es digno de mención el gran papel que hace Javi Cardoso de Vita Imana, en una de las pocas canciones que no hubo dueto, ya que los cambios de registro y de tono son continuos en los temas de Pantera, con lo que podemos valorar la labor que hacía Phil Anselmo, al igual que el propio Dimebag, ya que todas las versiones contaban con dos guitarristas, distribuyéndose el trabajo que realizaba esta leyenda de la guitarra.

Por último, quedaba únicamente un combo más, este con Ix Valieri de 037, Sobry, Javi de Vita Imana y Dani Millán, que fue llevado a hombros mientras tocaba la guitarra al más puro estilo Angus Young. Fueron alternando posiciones con Javier Perera, una de las voces más prometedoras de este país, Miguel de Gauntlet, Rown Houland o Jose Gil de Unsouled. Para cerrar la noche, llegaron “Shattered” con unos tremendos agudos de Javi Perera y un Ix Valieri que se lanzaba al público y era llevado mientras tocaba un fabuloso solo, la preciosa “Cementery Gates” con un magnífico solo de Sobry que nos puso los pelos como escarpias a todos los allí presentes, aunque la canción le quedase un poco grande a la voz de Perera.

Y la canción con la que más se volcó el público, la que llevó al éxtasis, en la que reapareció el aclamado Javi de Vita Imana, y Sobry para cerrar ‘su’ festival, fue “Domination”, con la que saltó y cantó todo el mundo al unísono que sonó bestial, sobre todo ese final con guitarras contundentes y asesinas, para acabar con una parte de “Hollow” con la que no pararon de hacer crowd-surfing tanto cantantes como asistentes y sirvió de despedida. A la postre subieron todos los artistas al escenario a hacerse la foto de rigor y saludar a las masas con algún discursillo en honor de Darrell y agradeciendo a todos los colaboradores, público, sonido, es decir, todos los que han hecho posible este festival.

Cabe mencionar la colaboración de bandas que fueron apareciendo a lo largo de la noche que no hemos mencionado debido a la gran cantidad de artistas que se dieron lugar, como Vendetta FM., Ktulu, Kop, Cobra, Exquisite Pus, Hollow, Distance, A tu puta cara, Soma’s Cure, Atsphear, Vertebral o Deep End. Todos ellos colaboraron en temas durante el transcurso del festival.

Hay que subrayar que a pesar de la larga duración de la celebración, 4 horas, se dejaron una gran cantidad de temas en el tintero como es normal, pero da igual porque lo importante es recordar la leyenda y su espíritu siempre estará vivo en Madrid. Eran las 23 y pico cuando nos retiramos de la sala sin apenas poder movernos ya que el cansancio causaba estragos. En definitiva, una noche muy especial para rendir homenaje por quinto año consecutivo a un guitarrista muy especial. Agradecer a Sobry y Dani Millán la grandísima idea que surgió de la nada y que va creciendo cada año más y más, con el apoyo y reconocimiento de cada vez más personas.

Quien se lo haya perdido este año, que sepa que tendrá la oportunidad de asistir el año que viene ya que ésta cada vez es una familia más grande cada año que pasa. Otro año más se volvió a lograr el objetivo.Conciertazo, emotividad, muchísimo movimiento y un lema, “¡Va por ti, Dime!”.

Crónica de Óscar Gil Escobar de Metal Symphony

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.